Análisis de Return to Monkey Island – La vida pirata que echabas de menos

Return to Monkey Island regresa por todo lo alto con una entrega que sabe rendir tributo a los títulos clásicos de la licencia, añadiéndole un carácter más cercano a la actualidad en la que vivimos, con sus pros y sus contras.

Análisis de Return to Monkey Island – La vida pirata que echabas de menos

Monkey Island es una de las sagas más legendarias del sector del videojuego, de eso no cabe ninguna duda. La obra de Ron Gilbert fue uno de esos títulos que marcan una época y que se quedan grabados en la memoria, gracias a la estupenda construcción de su personaje, a los diálogos más alocados y elaborado con un humor fantástico y a la intervención del jugador a través de la aventura de sus protagonistas. Toda una obra de culto.

Con el paso de los años y las generaciones, el concepto de point and clic se ha ido perdiendo por el camino y parecía poco probable que una propuesta del corte de Monkey Island pudiera resurgir en los tiempos que corren. Sin embargo, Gilbert tenía otros planes y ha conseguido traer de vuelta a una de sus grandes licencias (si no la que más) mediante Return to Monkey Island. Un título adaptado a los tiempos que corren en lo visual y en lo narrativo, pero que sigue respirando esa esencia que conquistó a millones de jugadores con las andanzas de Guybrush Threepwood. ¿Lo suficiente para rendirle el homenaje que merece? Pues a esa pregunta es a la que responderemos con su análisis.

Return to Monkey Island: toda la información

Return to Monkey Island
PlataformaNintendo Switch y PC
Fecha de lanzamiento19 de septiembre de 2022
DesarrolladorTerrible Toybox
GéneroAventura gráfica, point and clic
IdiomaVoces en inglés y textos en español

Return to Monkey Island es el regreso de la conocida saga dirigida por Ron Gilbert y publicada en su momento por Lucasfilm Games, aunque ahora ha pasado a las manos de Terrible Toybox. Con su lanzamiento el 19 de septiembre de 2022 en Nintendo Switch y PC, el jugador se pone a los mandos del intrépido Guybrush Threepwood en esta aventura gráfica point and clic totalmente traducida al español a través de textos y con las voces originales de los actores en inglés.

Experiencia con Return to Monkey Island

Ponerse a los mandos de Return to Monkey Island es un reencuentro de lo más emotivo. No solo con personajes que formaron parte de la infancia de la gran mayoría de jugadores que disfrutaron de la saga en su momento, sino con nosotros mismos. Adentrarse en este universo es un choque de nostalgia colosal, rememorando tiempos en los que no existían miles de guías en las que consultar la resolución de los puzles, en los que había que explorar por cualquier rincón para llegar hacia donde el juego pretendía y, en definitiva, hacer tuyo el juego con todos los pasos que ibas dando.

Return to Monkey Island es una experiencia cercana a lo que se vivió en aquel momento, pero Ron Gilbert y su equipo saben de sobra que los tiempos han cambiado y esa época dorada ya ha pasado. Si un jugador no encuentra el camino, lo buscará en internet, motivo por el que se ha intentado facilitar la vida por todos los medios a la experiencia. Esto le resta el encanto de los títulos originales, pero es una medida más que entendible teniendo en cuenta que nosotros mismos ya no somos los que éramos y esa paciencia se va perdiendo en otros quehaceres de la actualidad. De este modo, el juego es una brisa cálida y familiar que te abraza con un cariño inmenso, el de alguien que hace mucho que no formaba parte de tu vida y que nunca debió irse.

El cariño en forma de videojuego

return to monkey island

Todo en Return to Monkey Island respira la esencia de los juegos originales.

Si hay algo que cualquiera esperaba tras el anuncio de Return to Monkey Island era que Ron Gilbert y su equipo pudieran rescatar la esencia de los juegos originales y trasladar ese cariño de los títulos clásicos a una nueva aventura. El resultado es todo lo que se podría esperar y más, con fantásticos homenajes a las obras que iniciaron este camino y con un tratamiento soberbio de los entornos, los personajes principales o las situaciones que se producen en el periplo del bueno de Guybrush. Todo respira Monkey Island desde el primer instante y eso es una enorme noticia.

De este modo, con Return to Monkey Island se vive una aventura gráfica por antonomasia, aunque será mejor que no esperes un guion de lo más elaborado, ya que los pasos generales son más que predecibles y no hay grandes sorpresas en el desarrollo de la aventura. Tampoco es que lo pretenda, pues desde el principio se nota en que la propuesta está más destinada al humor y las situaciones rocambolescas propias de la saga que a una manera diferente de contar la historia. No obstante, deja un pequeño sabor amargo que tras más de tres décadas se haya puesto tanto mimo en determinados aspectos y otros se hayan pasado por alto de esta manera. Return to Monkey Island es un gran juego, pero no alcanza la excelencia de sus predecesores, pues el listón estaba tremendamente alto.

return to monkey island

Algunos personajes clásicos regresan. Unos con más acierto que otros.

Esto se traduce en que, si bien los personajes principales brillan en cada aparición, no se ha conseguido reflejar lo mismo con el resto del elenco, pues se tratan de caricaturas bastante olvidables y que apenas aportan nada. De hecho, se pierde el carisma que ha destacado siempre en las obras de Monkey Island, por lo que la construcción de personajes en este sentido deja bastante que desear. Incluso algunos personajes míticos como Elaine han pasado a un segundo plano de manera bastante lamentable.

Por suerte, todos estos detalles quedan en nada en cuanto comienzas a adentrarte en los diálogos, en las situaciones desternillantes y en ese humor tan típico de la saga. Volver a experimentar la sensación de hace más de 30 años es un regalo y parece como si no hubiera pasado el tiempo, ya que la afilada pluma de Gilbert sigue regalando momentos inolvidables y que nos hacen preguntarnos cómo es que hemos podido vivir tanto tiempo sin una aventura como esta. Y confiamos en que no será la última.

Un nuevo estilo artístico chocante, pero muy efectivo

return to monkey island

El diseño artístico renovado le da un nuevo aspecto al juego y a sus personajes.

Uno de los aspectos que más ampollas ha levantado desde el anuncio oficial de Return to Monkey Island es su nuevo estilo artístico, abandonando el pixel art clásico y pasando a un aspecto más cartoon. Lo cierto es que no puedo decir nada negativo de la propuesta, ya que está diseñada con un estilo precioso y le sienta como anillo al dedo. Bien es cierto que en la etapa moderna de los videojuegos hemos visto muchas obras adquirir el estilo pixel art e incluso imitar en cierto modo el aspecto de los Monkey Island clásicos, pero los tiempos cambian y hay que saber adaptarse. El resultado es realmente bueno en esta ocasión y una vez te acostumbras, descubres un título con una gran dirección artística y con paisajes y entornos de lo más impresionantes.

Además, uno de los mayores avances de Return to Monkey Island respecto a sus antecesores es la sensación de cada cada sala, tienda, lugar cualquiera... tiene vida de un modo fantástico. Las animaciones de los personajes están muy bien conseguidas y van más allá de lo que es habitual en una aventura gráfica de estas características, por lo que se intuye un gran esfuerzo en este sentido para darle un ambiente más cercano a la actualidad del sector y atraer un público mayor. ¿Acaso alguien no esperaría un avance gráfico y técnico en el regreso de una mítica saga? ¿Hubo quejas con el realismo de Final Fantasy VII Remake? Respetar la obra clásica es lo más importante y en esta ocasión se ha hecho de un modo colosal. Es como revisitar lugares ya conocidos con un aspecto renovado y más detallado y eso siempre es sinónimo de acierto.

De este modo, no tengas miedo en adentrarte en la nueva visión que ofrece Return to Monkey Island, porque una vez lo hagas te sorprenderás con su fantástica paleta de colores elegida a la perfección para emular esa vida pirata, un diseño de niveles formidable y entornos capaces de quitarte el hipo y que nada tienen que envidiar a otras obras de mayor presupuesto. Estamos hablando de un juego bello y artístico a todos los niveles visuales.

Los puzles de siempre, ahora con más ayudas que nunca

return to monkey island

Hay multitud de rompecabezas originales en Return to Monkey Island y un gran humor en ellos.

Vamos con uno de los aspectos que le bajan alguna que otra décima a esa excelencia de la que hablaba con las obras originales. Los puzles son el elemento fundamental de la jugabilidad de Return to Monkey Island, ya que hay que explorar diferentes entornos, encontrar objetos, saber cómo usarlos... vamos, lo que viene siendo una aventura gráfica en toda regla. Recordar el transcurso de uno de los Monkey Island originales es reencontrarse con la originalidad a la hora de probar cosas, con imaginar todos los escenarios posibles y rebanarse los sesos para llegar hasta la conclusión del enigma. En Return to Monkey Island hay una pizca de todo esto, pero se queda en una chispa que no llega a encender la mecha.

Los puzles son infinitamente más fáciles y simples que en los juegos originales. Se ha perdido esa alocada idea de ofrecer soluciones absurdas y que encajaban a la perfección con el tono del juego para dar lugar a rompecabezas más lógicos y que hacen que se pierda un poco la gracia de lo que supone la saga. Así pues, estamos ante un título mucho más fácil que sus antecesores y, si bien hay puzles muy bien elaborados y que te ayudan a pensar y probar con multitud de opciones, la gran mayoría resultan algo sosos y no cumplen con lo que cabría esperar de la propuesta.

Además, también se ha incluido un libro de pistas para todos aquellos que no sepan cómo resolver el puzle en cuestión, ofreciendo algunos detalles que pueden ayudar al jugador a llegar hasta donde debe. Esto no tiene por qué ser una parte negativa, ya que en los tiempos que corren la paciencia no es una de las características más habituales en los jugadores, por lo que así al menos te ahorras la visita al nabegador para encontrar la solución. Bendita época pre internet en la que había que buscarse las habichuelas para conseguir pasarse un juego.

Técnicamente soberbio

return to monkey island

A nivel técnico y artístico el juego es un espectáculo.

Por último, toca hablar de la parte técnica. Hemos jugado Return to Monkey Island en Nintendo Switch OLED y hay que resaltar el estupendo acabado que le otorga la pantalla de este modelo de la consola híbrida de Nintendo, simplemente una gozada por la vista. Además, el transcurso del juego no sufre ningún tipo de compromiso, algo normal porque no estamos hablando de un juego de acción ni de muchos elementos en pantalla con animaciones que puedan hacer sufrir a la máquina en estos aspectos.

Donde también destaca sobre manera el título es en su banda sonora, exquisita nuevamente, bajo la batuta de Michael Land, Peter McConnell y Clint Bajakian. El resultado es una sinfonía orquestal que recuerda a los videojuegos originales en uno de los mejores homenajes sonoros que recuerdo y un absoluto regalo para todos los sentidos. Pelos de punta con la gran mayoría de temas que suenan en Return to Monkey Island. Además, el doblaje también es sensacional, como no se podía esperar menos de una obra de estas características.

Conclusiones y nota de Return to Monkey Island

return to monkey island

En definitiva, Return to Monkey Island es el juego perfecto para reencontrarte con tu otro yo, ese que daba sus primeros pasos en el mundo de los videojuegos y se estrujaba los sesos para tratar de ayudar a Guybrush Threepwood a alcanzar sus alocados objetivos. También es la demostración de que ese niño ha crecido y se ha ido encontrando con otros tesoros y misterios por el camino, pero siempre manteniendo viva su esencia, aquella que le hizo creer en los monos de tres cabezas. Si tuviéramos que imaginar el homenaje perfecto, se acercaría mucho a lo que hemos visto en estas 12-15 horas de juego cargas de cariño y respeto por una saga que ya es historia de los videojuegos.

¿Merece la pena Return to Monkey Island?
Lo mejor
  • El cariño y mimo con el que se ha tratado esta nueva entrega, respirando la esencia de los juegos originales en todo momento.
  • La aventura en sí. El humor marca de la casa, los entornos, los personajes, su protagonista, el diseño de niveles... Todo.
  • Una aventura gráfica como las que triunfaron en su momento, sin miedo a rescatar mecánicas pasadas y sin adaptarse en exceso a los tiempos que corren.
  • El nuevo diseño artístico le sienta estupendamente bien y regala una obra audiovisual soberbia.
Lo peor
  • Algunos puzles son más lógicos y menos elaborados que en las obras originales, por lo que es un título algo más fácil.
  • El guion es bastante predecible y algunos personajes no tienen el carisma que cabría esperar de ellos.
ConclusionesReturn to Monkey Island es el regreso soñado por muchos de los seguidores que alguna vez pensaron en una continuación para las aventuras del pirata más genial de los siete mares. Lo tiene prácticamente todo para hacer como si no hubiera pasado el tiempo, por lo que solo podemos esperar para saber cuál será la próxima aventura.
88Sobre 100

Return to Monkey Island es un gran juego que encantará a todos aquellos que en alguna ocasión hayan disfrutado de una aventura gráfica o de algún título de la saga. Las referencias, los momentos épicos y las conversaciones absurdas son todo un regalo. Imprescindible para cualquier amante del género.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti