Análisis de Ruined King: A League of Legends Story - Una aventura redonda

Una gran introducción en la mitología de League of Legends. Lo analizamos en su versión de Xbox One.

Análisis de Ruined King: A League of Legends Story - Una aventura redonda

League of Legends es, por mucho que a algunos les pese, uno de los videojuegos más importantes de la industria del videojuego. Este título fue lanzado en el 2009, y aún hoy en día sigue siendo uno de los videojuegos más jugados del mercado, además de tener una de las escenas de eSports más importante que existe. Por esta razón, estaba claro que Riot iba a querer expandir su franquicia a otros ámbitos y/o géneros, llegando incluso a estrenar una serie de animación en Netflix.

Hay varios títulos anunciados que se enmarcan en la mitología de League of Legends, pero uno de los primeros en ser lanzado ha sido Ruined King: A League of Legends Story. El día de hoy venimos a averiguar si este experimento de Riot ha funcionado bien, o resulta ser una simple manera de seguir expandiendo la marca.

¡Que Nagakabouros nos bendiga!

Como ya hemos dicho, este título se enmarca en el afán de Riot en expandir su franquicia por otro tipo de géneros, entre ellos el RPG por turnos, como es el caso de este título. Por esta razón, estaba claro que en él íbamos a encontrar una expansión de las historias que nos ha contado la compañía con los años, pero también resulta ser una buena puerta de entrada para aquellas personas que no hayan jugando nunca League of Legends.

Ruined King hace un gran esfuerzo en que las personas que no sepan nada de la mitología de esta saga puedan llegar a entender su historia, incluyendo multitud de referencias para los fans acérrimos, pero sin dejar de lado a los nuevos. Esta combinación es ideal para aquellas personas que se encuentran en medio de todo: han jugado a League of Legends, pero nunca se han adentrado en su mitología y personajes. Estas personas serán las que más disfruten de Ruined King, porque podrán entender gran cantidad de referencias, pero a la vez muchas cosas le serán nuevas, es decir, seguirán teniendo a su favor el factor sorpresa.

Conversación Ruined King

Además de esto, Ruined King hace un gran esfuerzo por dar un trasfondo más profundo a cada uno de los personajes que salen en pantalla, y lo hace con escenas introductorias impresionantes. Estas escenas, que parecen estar dibujadas a mano, consiguen trasmitir de manera muy inteligente el pasado y motivaciones de cada personaje, incluso si es la primera vez que lo ves. Da igual si ya sabías algo de estos, o si no tenías ni idea de ellos, al acabar estas escenas tendrás una idea general sobre ellos. Esto se mantiene así durante toda la aventura, haciendo hincapié especial en las relaciones interpersonales de los protagonistas, viéndose reflejado especialmente en los momentos de descanso, donde los personajes que llevemos en el equipo se pondrán a hablar entre ellos sobre diversos temas.

Más allá de todo lo dicho anteriormente, estamos ante una historia de lo más interesante, la cual consigue ser el aspecto más destacable de un título de lo más redondo.

¡A combatir!

Estamos ante un título que se aleja bastante de la clásica jugabilidad de League of Legends, introduciendo mecánicas de juegos RPG por turnos, pero a la vez variando lo suficiente la fórmula para que se sienta diferente de los títulos de los que se inspira. En concreto, se introduce una especie de línea de tiempo que viene a determinar cuando ataca cada personaje. Para aprovechar esto al máximo, el juego nos pone por delante dos tipos de ataques (además de los definitivos), los inmediatos, que atacan nada más elegirlo, y los de fila, que serán ataques que tardarán más tiempo en activarse, colocándose por detrás de otros ataques dentro de la fila de tiempo. Esta es una mecánica novedosa, pero no deja de ser un aditivo sin mucha relevancia, que podría no estar y tampoco alteraría demasiado la jugabilidad.

Por otro lado, el combate en general es interesante, a la vez que desafiante en la dificultad superior, pero peca de ser repetitivo hasta la saciedad. En muchas ocasiones nos veremos deseando que acaben los combates para poder saber más de la excepcional historia que nos presenta Ruined King. A pesar de esto, los desarrolladores parecían ser conscientes de esto cuando hicieron el título, algo que se ve reflejado en la escasa necesidad de "grindear", algo que se agradece bastante. Lo que sí es necesario mencionar es que los combates contra enemigos más complicados o jefes son mucho más divertidos, resultando agradable tener que pensar estrategias para derribarlos, así como admirar las escenas que se nos presentan cuando lanzamos un ataque definitivo.

Combate Ruined King

También es necesario mencionar que la progresión del juego es simplista, pero de lo más satisfactoria. Cada vez que los personajes de nuestro equipo suban de nivel mejorarán sus estadísticas, pero también obtendrán un punto de habilidad. Estos puntos podrán ser utilizados para mejorar las diferentes habilidades, tanto pasivos como activas, de cada uno de ellos. Además, podremos ir mejorando diversas características de combate con las armas que vayamos encontrando o comprando por nuestro camino.

Gráficamente tiene dos caras

Ya lo habéis leído en el título de este apartado, pero lo diré de nuevo: Ruined King tiene dos caras en su apartado gráfico. La primera sería la que todos conocemos de League of Legends, la cual puede ser vista cuando nos trasladamos por el mundo de forma de normal. Por el otro lado tenemos un estilo algo más de comic, el cual puede ser visto en las escenas de introducción antes mencionadas, así como en los artes que vemos de los personajes cuando hablan o suben de nivel.

Ambos estilos gráficos están muy bien conseguidos, pero el estilo de comic sobresale bastante, a pesar de que aparece en justas ocasiones. Nos da un retrato diferente, y con mucha más alma de los personajes que vemos en los momentos cuando los estamos controlando.

Por otro lado, he de decir que las animaciones y diseños que vemos cuando nos ponemos al mando de los personajes también son sublimes. En la mayoría de los casos apuntan a los diseños que podemos ver en League of Legends, además de que el movimiento, así como diversos factores del gameplay recuerdan también al MOBA. Esto resulta ser un gran guiño a los fans, especialmente porque en muchos momentos puede parecer que nos encontramos dentro del clásico título de Riot, para luego sorprendernos con el otro estilo gráfico y el combate por turnos.

Gameplay Ruined King

Para terminar este apartado, me gustaría decir que este título rinde de maravilla, manteniendo su tasa de frames en todo momento. Además, en toda nuestra aventura no hemos encontrado ni un solo error o bug que sea reseñable, es decir, que nuestra experiencia ha sido prácticamente redonda.

Lo que los fans esperaban

Ruined King: A League of Legends Story resulta ser un gran título, que continúa y amplía la leyenda y mitología de este clásico MOBA. No reinventa la rueda, pero es un conjunto de buenas ideas que acaban dando lugar a un producto de lo más redondo. Desde una historia de lo más interesante, hasta el gameplay por turnos sencillo pero efectivo, pasando por su apartado gráfico, todo está hecho para brindar una gran experiencia a todo tipo de usuarios.

Los desarrolladores han sabido leer bien las señales, y han entregado un producto que puede disfrutado por todo el mundo, tanto los fans de League of Legends, como por las personas que no lo han tocado ni con un palo. Esto lo consiguieron gracias a que, independientemente de lo que sepas de la mitología de este juego, puedes enamorarte de este título.

84Sobre 100
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti