Close Button
Compartir

El primer título de Mediaset Games basada en la película Way Down.

Todo juego tiene una razón de ser. Incluso el más nihilista que haya. Algunos videojuegos nacen por idea propia de sus creadores, un sueño o fantasía que, a veces, se puede hacer realidad. En otros casos, el videojuego parte de franquicias nacidas en libros, cómics o mangas, un homenaje que suele ser disfrutado por muchísimos fans. Y otros, casos, por supuesto, son los juegos basados en películas, un tipo de juego que últimamente no era tan fácil de encontrar, pero que era tremendamente común hace 15 años. En este caso, Way Down, el videojuego basado en la última película de Mediaset, tiene un efecto realmente curioso, y es que es capaz de retrotraer al jugador a aquellos tiempos.

Way Down es el primer título de Mediaset Games, un nuevo intento de la gigante de la comunicación para hacerse un pequeño nicho dentro del panorama videojueguil en España. Para ello, ha trabajado con PlayStation Talents para desarrollar distintos títulos basados en las películas que producen. En el futuro nos esperan juegos como Malnazidos y Tadeo Jones 3, y habrá que ver cuál sería el resultado de estas dos entregas, pero por el momento ya hemos podido contar con el juego que nos invita a robar el Banco de España.

Como experiencia, se trata de una curiosa incursión por parte del estudio Gammera Nest, co-creadores junto a FAS3 Estudio y Mediaset, que a más de una persona le sonará por ser los autores de la saga Nubla. Se trata de una desarrolladora especializada en otro estilo de videojuegos, algo que debe tenerse en cuenta a la hora de evaluar el resultado. El título en sí muestra, de hecho, algunos puntos fuertes, pero también grandes carencias, defectos que probablemente se mejoren de cara a las siguientes entregas. Eso sí, a pesar de todo, la compra puede tornarse justificable para pasar un rato divertido en compañía de sus, aproximadamente, 3 horas de duración.

El robo del siglo durante el mundial de Sudáfrica

El videojuego no incide mucho en su historia a la hora de empezar a jugar. Nos hablan del mítico pirata Francis Drake (pero no esperes un Uncharted), del tesoro escondido en el Banco de España que vamos a robar, pero da la impresión de que muchos detalles en sí se dejan para los espectadores de la película. El golpe está ambientado en julio de 2010, fecha en la que España estaba completamente sumergida en el Mundial de fútbol de Sudáfrica y en el desempeño de la Selección Española.

A raíz de eso, prácticamente todas las conversaciones que escucharemos alrededor tendrán que ver con los acontecimientos que van teniendo lugar durante el Mundial de Sudáfrica y el desempeño de la Selección Española de fútbol. Verdaderamente, visto con perspectiva, si durante aquellos días fuimos todos tan monotemáticos, tuvo que ser un suplicio para quien no le gustase el fútbol, porque se hace cansino incluso disfrutando del fútbol. Pero bueno, son gajes del 2010 que, en cierta manera, pueden dar nostalgia a algunos.

Durante el juego, controlaremos a varios personajes que, infiltrados en el interior del Banco de España, comienzan a recopilar todo lo necesario para realizar el gran golpe en la noche de la final del Mundial. Si lo hacemos todo adecuadamente, que no será difícil, ya que los retos son sencillos de lograr, lograremos entrar en la cámara acorazada del Banco de España y obtendremos las preciadas monedas de Francis Drake.

Análisis de Way Down - Un paseo por el Banco de España

Minijuegos para resolver problemas

Un modo eficaz y sencillo para paliar las limitaciones técnicas de un desarrollo es el uso de minijuegos. De esta manera, además de resolver problemas en el propio avance argumental del título, también se sortean complicaciones en los plazos de tiempo. Tal y como hemos mencionado antes, hay que tener en cuenta que hablamos de un juego independiente con estudios saliendo de su zona de confort, por mucho que el sello de Mediaset aparezca en el juego.

Encontraremos bastantes minijuegos y mecánicas a lo largo de la partida y de bastante variedad. Por ejemplo, algunos que están bastante bien llevados son los de diálogo y los de hacer fotografías. De estos primeros, tendremos que escoger la respuesta adecuada ante ciertos diálogos para no quedarnos en evidencia y que descubran nuestra tapadera. En cuanto a las fotografías, la usaremos para registrar llaves, controlar cámaras, e incluso analizar cuadros.

Buena parte de los minijuegos están bien llevados, aunque otros no tanto. Aunque el mayor problema, más que la ejecución de los minijuegos y mecánicas, está en el abuso de este recurso para ir resolviendo prácticamente todo, ya que nuestro personaje como tal únicamente se desplaza de un lugar a otro. Puede considerarse que ha habido un buen trabajo en este aspecto, pero un poco más de trabajo en el movimiento de nuestro personaje o en reforzar la historia en el videojuego le habría sentado fenomenal a Way Down, ya que mecánicamente se siente de otra generación.

Análisis de Way Down - Un paseo por el Banco de España

No todo sale bien en un golpe

Una cosa que sabe llevar el juego es lo de que las cosas no salgan según lo previsto. De hecho, los pequeños imprevistos que surgen durante la misión son mucho más interesantes que el supuesto "gran plot twist" de la historia, el cual tiene mucho de cliché y poco de sorpresa. Pero, por ejemplo, a veces el juego nos hará "improvisar" acciones a contrarreloj para solucionar problemas que podrían echar por tierra el robo.

A lo largo de todo el juego, nos encontraremos con multitud de problemas, y lo que más hay que lamentar de esto es que, generalmente, casi todo se soluciona pulsando un par de botones. Es probable que, con más tiempo de desarrollo, el juego hubiera sido capaz de mostrar muchas más posibilidades para resolver mejor los diversos conflictos, porque a menudo los minijuegos que nos proponen se pueden tornar algo repetitivos.

Eso sí, al final, los minijuegos implementados pueden considerarse difrutables, aunque sean bastante sencillos. De hecho, si hay un aspecto que pondrá la paciencia de muchos contra las cuerdas, estará en que nuestro personaje camina, pero no corre. Es comprensible que, en un sitio de ese calibre, correr pueda levantar las sospechas, al igual que comunicarnos por pinganillo si tenemos a guardias cerca, pero habría estado mejor tener posibilidad de correr y que esa acción se restrinja si tenemos a gente vigilando a nuestro alrededor. Literalmente, toca atracar el Banco de España paseando.

Análisis de Way Down - Un paseo por el Banco de España

Para vosotros, cazadores de trofeos

Para los cazadores de trofeos en PlayStation, Way Down puede ser un buen objetivo al que echarle el diente. Todos los trofeos del juego podremos conseguirlos gradualmente y sin mayor problema, según vayamos cumpliendo los objetivos de la misión. Verdaderamente, sin necesidad alguna de guías, podremos obtener el trofeo platino de este juego cuando nos lo pasemos por primera vez.

Verdaderamente, no se trata de un mal incentivo, ya que la caza de trofeos es una afición seguida por muchísimos jugadores y jugadoras de la comunidad PlayStation. Eso sí, tanto para PS4 como para PS5 será la misma versión, por lo que estos trofeos no podrán obtenerse por partida doble, como en muchos otros juegos con parches Next-Gen. Por tanto, con la duración de 3 horas del juego completo, se trata sin duda de una opción interesante para quienes busquen platinos fáciles de obtener.

Saber dónde nos metemos

Análisis de Way Down - Un paseo por el Banco de España

A la hora de empezar Way Down, hay que tener claro que no vamos a estar frente a un Triple A. No tiene los recursos necesarios para acercarse a ello. Partiendo de esa base, y teniendo en cuenta todos los posibles aspectos del desarrollo, y con Mediaset metiéndose en ello, es casi motivo de celebración que el resultado final, a pesar de todo, sea un título jugable hasta el final. Además, su doblaje al castellano, aunque no es el mejor del mundo, tiene voces muy reconocibles y que gustarán a más de uno.

Way Down es el primer juego de, como mínimo, tres títulos que llegarán de la mano de Mediaset Games. Probablemente no sea del agrado de los jugadores y jugadoras "mainstream" por el hecho de que se trata de un juego independiente con recursos limitados en un proyecto difícil de adaptar de otro modo. Sin embargo, habrá más de una persona capaz de encontrar el atractivo de este "patito feo" que, en el futuro, puede ser el germen de grandes cisnes dentro del ecosistema de PlayStation Talents.

70

Temas relacionados: Análisis

Compartir
Disney+ logo
Date de alta en Disney+ por 8,99 euros y sin permanencia ¡Suscríbete a Disney+!
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!