Análisis de Cult of the Lamb - Una mezcla de géneros que funciona, pero que no termina de explotar

Análisis de Cult of the Lamb - Una mezcla de géneros que funciona, pero que no termina de explotar

Podría decir que algunos de mis videojuegos favoritos son aquellos de corte independiente, y no por el hecho de que estos tengan menos presupuesto en sí, sino porque al no estar atados a ninguna compañía en específico, suelen arriesgar más en el concepto y ejecución del título. Esto no significa que no haya videojuegos triple A que arriesguen, porque sí que los hay, o que no haya indies que decidan quedarse con lo mínimo, porque también los hay.

Si hablamos de videojuegos indie hay varios nombres que se pueden venir a la cabeza, pero uno de los más importantes es Devolver Digital, publicadora que es principalmente conocida por tener un catálogo conformado en su práctica totalidad por videojuegos independientes. Lo mejor de todo es que el sello Devolver es, comúnmente, un sello de calidad, por lo que cada videojuego suyo consigue levantar una gran expectación en mi.

En este caso, Cult of the Lamb consiguió llamarme mucho la atención cuando fue anunciado originalmente, no solo por el sello de Devolver Digital, sino porque la premisa era extravagante y porque mezclaba dos géneros que en principios no pegaban mucho. Ya lo he podido jugar en profundidad, y a continuación os contaré lo que me ha parecido Cult of the Lamb.

Cult of the Lamb: toda la información

Cult of the Lamb
PlataformaPS5, PS4, Xbox Series X|S, Xbox One, Nintendo Switch y PC
Fecha de lanzamiento11 de agosto de 2022
DesarrolladorMassive Monster
GéneroRogue, Gestión
IdiomaTextos en español

Cult of the Lamb es un videojuego que mezcla los géneros rogue y gestión desarrollado por el estudio Massive Monster y publicado por Devolver Digital, conocida por publicar videojuegos de corte independiente. Este fue lanzado el 11 de agosto del 2022 teniendo versiones para PlayStation 5, PlayStation 4, Xbox Series X|S, Xbox One, Nintendo Switch y PC. En cuanto al idioma, este tiene sus textos en español, mientras que el doblaje está presente en un idioma inventado, por lo que no está traducido.

Experiencia con Cult of the Lamb

Como ya se ha comentado anteriormente, este título mezcla dos géneros, siendo el rogue y la gestión los dos integrantes de esta estrafalaria unión. Por esto, mi mayor preocupación antes de adentrarme en Cult of the Lamb fue si estos estaban bien balanceados entre ellos, y conseguían sentirse parte de un todo, y no piezas separadas de un puzle que nunca llega a completarse.

No os lo voy a desvelar todo desde el principio, pero sí que quiero dejaros claro desde el principio que la mezcla funciona, esto a pesar de que se siente desaprovechada hasta cierto punto.

El rogue: el alma de la secta

Cult of the Lamb Rogue

El combate de Cult of the Lamb es tan ágil como divertido.

Vamos a empezar este análisis hablando de la parte que seguramente más interesará a la mayoría, y no podíamos estar hablando ni más ni menos que del segmento de combate: el rogue.

No creo que haya alguien a estas alturas que no conozca lo que es un rogue, pero por si a caso vamos a explicarlos. Básicamente, se trata de videojuegos en los que tienes que aventurarte en niveles, comúnmente géneros aleatoriamente, en los que la muerte te devuelve al punto de partida. Esta es la esencia, aunque luego podemos hablar de los roguelike y los roguelite, siendo la principal diferencia que en los segundos (a los que pertenece Cult of the Lamb) aunque mueras consigues objetivos, vida o experiencia para la siguiente partida.

Ahora sí entrando en lo que consigue este título en este aspecto, debo decir que he quedado muy sorprendido, porque nos encontramos ante una adaptación mucho más amable de lo normal del género. Además de contar con un selector de dificultad, el cual se puede cambiar en cualquier momento, este se siente en general mucho más amable con el nuevo usuario, creando mecanismos para que no tenga que arriesgarse o para que sean más sencillos e intuitivos los enfrentamientos. Ojo, esto no significa que este no pueda ser un desafío, porque da igual lo que hagas el jefe final especialmente consigue ser un desafío implacable, pero sí que adapta de manera excelente su sistema de combate y mecánicas para que un gran público pueda acercarse.

Para completar este aspecto del videojuego, es decir, el de combate y acción, es necesario mencionar que los niveles se dividen en 4 subzonas diferentes, variando dentro de ellas tanto la estética como los enemigos a los que nos enfrentaremos. Estas se irán desbloqueando conforme vayamos matando al jefe final de cada subzona, aunque después podremos revisitarlas tantas veces como queramos.

Cult of the Lamb Jefes

El diseño de los jefes es de lo más reseñable de este título.

El combate, hablando así en aspectos generales, es divertido, ágil y, como ya hemos dicho, una muy buena puerta de entrada al género. El tener que exterminar a bastantes enemigos en una sala relativamente pequeña es divertido, y nos obliga a estar moviéndonos en todo momento, pero es en los combates contra jefes donde este brilla más. La mayoría de estos, salvo los jefes finales de cada subzona y el jefe final del juego, son variaciones mucho más fuertes y enormes de los enemigos normales, pero lo mejor es que sus movimientos son similares, pero sus ataques varían bastantes. Ya si hablamos de los jefes por historia, es decir, los que tienes que matar sí o sí, nos encontramos con los desafíos más grandes del título, así como los mejores patrones de movimientos y variedad en los ataques.

Por último en este apartado, es necesario mencionar que la variedad de armas es relativamente escasa, siendo que en la mayoría de nuestras aventuras usaremos una de tres tipos armas principales, y una de cuatro armas secundarias (estos son datos aproximados, dado que hay más pero en esencia muchas de ellas son similares). Está claro que esto no hace que el combate sea malo, ni mucho menos, pero sí que consigue que la experiencia no sea tan variada como podría ser.

La secta lo une todo

Cult of the Lamb Secta

Los rituales con nuestra secta nos servirán para conseguir también mejoras para la parte de rogue.

Ya hemos dicho que el combate es el alma de Cult of the Lamb, y la razón por la que muchas personas han decidido adentrarse en esta aventura, pero el nexo de unión de todo termina por ser la secta que tenemos que hacer crecer, es decir, el apartado de gestión del título.

Para empezar, es necesario mencionar que esta se une de maravilla con la sección rogue, ya que los objetos que consigamos, así como los personajes a los que conozcamos y demás durante nuestras andadas por los niveles de combate nos acompañarán en la zona de gestión. Además, la forma más sencilla y rápida de tener nuevos miembros en nuestra secta es rescatándolos en alguna run para luego adoctrinarlo. Puede parecer una tontería, pero el hecho de que ambas facetas del juego estén tan bien unidas consigue dar un punto de cohesión que Cult of the Lamb necesitaba.

Ahora sí, hablando de la parte de gestión puramente, debo decir que es la zona de relax por excelencia del juego, especialmente si decidimos irnos a una zona pesquera que se desbloquea al principio de la aventura. Más allá de esto, debo decir que nos encontramos ante un acercamiento relajado y distendido de lo que es un juego de gestión clásico, el cual está perfectamente balanceado para que nuestras andadas matando seres indescriptibles no afectan negativamente a nuestra secta. Aún así, esta parte del juego ofrece muchas posibilidades, tanto a nivel de añadir nuevas estructuras, como en las interacciones que tenemos con los miembros de nuestra secta.

Por desgracia, aunque tanto la sección de combate como la de gestión se sienten muy bien, y se fusionan bastante bien, todo se siente como que está desaprovechado. Es un juego que puede durar pocas horas, siendo en mi caso que he tardado unas 7 horas en completarlo, y esto no es un problema en si mismo, pero en este caso se siente que la fórmula podría dar para más. Quizás mayores posibilidades de rejugabilidad en la parte de acción, y algo más de profundidad en el aspecto de gestión habrían conseguido que fuera un videojuego mucho más redondo de lo que es, aunque ya os digo que los desarrolladores han prometido actualizaciones de contenido próximamente, por lo que es posible que dentro de pocos meses esto ya no sea un problema.

Técnicamente nos encontramos luces y sombras, pero sobre todo luces

Cult of the Lamb Diseño Artístico

El diseño artístico de Cult of the Lamb consigue sorprender a cada momento.

Para empezar, siempre me gusta empezar la sección donde hablamos sobre el apartado técnico dejando claro en que plataforma he jugado el título, y es que en este caso ha sido en PC, a través de Steam. Dicho esto, diría que en resumen la experiencia a nivel de rendimiento ha sido buena, muy buena, sin apenas bajones de frames, más allá de momentos puntuales, y con prácticamente ningún problema técnico grave. Sí, soy perfectamente consciente de que en otras personas está presentando problemas como crasheos y demás, pero en los personal, en mis horas de juego no he tenido ese tipo de errores.

Donde sí he tenido problemas es en los errores que afectan a todo el mundo, como el hecho de que elegir ciertas mejoras hace muy difícil mejorar otras cosas. Esto ya está siendo investigado por los desarrolladores y prometen que será solucionado dentro de poco, pero no deja de ser un problema relativamente grave con el que ha sido lanzado el juego. En muchos casos esto impide al usuario seguir jugando, por lo que sí, aunque estén en vías de arreglarlo es importante mencionarlo.

Si nos centramos en el apartado gráfico, o mejor dicho en este caso, el apartado artístico, debo decir que he quedado totalmente embelesado por ese estilo 2d-3d que maneja en todo momento el videojuego. La capacidad que tienen los desarrolladores para infundir terror, paz o frenetismo simplemente cambiando un par de colores en pantalla me parece de lo más impresionante. Además, quería mencionar especialmente el diseño de los personajes, destacando especialmente el de los jefes finales, los cuáles se sienten imponentes e impactantes de primeras, emulando en mí la sensación que tuve la primera vez que vi ciertos jefes de los "souls" de From Software, conocidos especialmente por el diseño de sus jefes y escenarios.

Para terminar, sobre la banda sonora debería decir que es adictiva, y que consigue acompañar bien todo tipo de momentos, desde aquellos en los que simplemente estamos pescando tranquilos, hasta aquellos en los que nos estamos enfrentando a jefes abominables. Eso sí, estas canciones pueden pecar de repetitivas, especialmente si te dedicas a una sola de las tareas básicas del juego (el combatir en la parte del rogue o la gestión de la secta).

Conclusiones y nota de Cult of the Lamb

Cult of the Lamb

Cult of the Lamb es un videojuego con mucha alma, que consigue mezclar lo mejor de los rogue y los juegos de gestión, pero que peca de poco ambicioso. Las mecánicas se quedan a medio explotar, que no a medio cocer, resultando en un buen producto, que entretiene, y que fascina, pero que se nota que podría haber dado más de sí. No es una decepción de por sí, porque es un buen juego, sino más bien una añoranza por una oportunidad no tan perdida, porque según el estudio veremos más contenido en los próximos meses.

¿Merece la pena Cult of the Lamb?
A favor
  • Un combate divertido y ágil, que consigue aunar todo lo que tiene que tener un buen rogue pero dejando la puerta más que abierta a nuevos usuarios.
  • Mecánicas de gestión que nos permitirá controlar varios apartados importantes de nuestra secta y hacerla crecer.
  • Cohesión total y prácticamente perfecta de las mecánicas referidas a los dos géneros que forman esta aventura: el rogue y la gestión.
  • Estilo artístico soberbio, con un 3d-2d que fascina y un manejo de los colores que sorprende y bastante.
En contra
  • Escasa variedad de armas que hará que nuestra forma de jugar tenga que variar bastante poco, algo que contribuye a que la monotonía en los combates vaya aumentando.
  • A pesar de que en líneas generales es un juego bueno y completo podemos decir que sus mecánicas se sienten desaprovechadas.
  • Diversos errores que impiden a ciertos usuarios desbloquear habilidades o mejoras de edificios, haciendo que en muchos casos sea imposible avanzar en la aventura.
ConclusionesCult of the Lamb es un muy buen videojuego, que mezcla perfectamente las mecánicas de los rogue y los juegos de gestión, y que sabe perfectamente como llevar ambos géneros a la vez, pero que se ve alejado de la perfección por su propia falta de ambición a la hora de explotar sus mecánicas.

80Sobre 100

Pues aquí lo tenéis, todo lo que necesitáis saber sobre Cult of the Lamb si estáis pensando comprarlo. Así un poco como resumen, me gustaría decir que es un producto altamente recomendable, y que esperemos que vaya mejorando con las consiguientes actualizaciones ya anunciadas.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti