Close Button
Compartir

Analizamos Sifu en PS5, un juego de elevada dificultad centrado en el ritmo y nuestra habilidad a los mandos.

Sifu no es un juego nada fácil y hacer este análisis ha sido un desafío a la par de lo que me ha supuesto el juego de Sloclap. Siendo sincero, Sifu es un título que entra bien por los ojos: tiene un estilo vistoso, el gameplay es frenético y el rendimiento del juego favorece que la sinfonía de tortazos no tenga fin. Aun así, el debate siempre acaba siendo el mismo: ¿La excesiva dificultad puede mermar la experiencia con un juego? Como suele ser habitual, la respuesta variará según el jugador. En cualquier caso, bienvenidos al análisis de Sifu en PS5. Poneos cómodos.

Hace tiempo que Juan (el jefe de redacción de la web que estáis leyendo) y un servidor tenemos una coña recurrente con la película de The Raid (Redada asesina) y, si os soy sincero, ni recuerdo el origen. Pero el caso es que The Raid y su secuela son dos peliculones que cualquier fan de las películas de tortazos se debería ver, porque lo hacen todo bien.

Sifu es un poco el The Raid de los videojuegos, donde cada golpe impacta como el primero y en el que nuestro personaje va a recibir por doquier, pero va a tener que aprender a levantarse y seguir luchando hasta el final. Algunos escenarios, incluso, también se me hacen muy parecidos, sobre todo el edificio de la primera zona, o algunos planos cinemáticos. Pero obviamente Sifu es un juego con mucha personalidad, algo que se nota una vez acabamos entrando en el ciclo de muerte que propone este roguelike que llegará bien pronto en formato físico.

Sifu: toda la información

Sifu
PlataformaPS5, PS4 y PC
Fecha de lanzamiento8 de febrero de 2022
DesarrolladorSloclap
GéneroBeat em up
IdiomaVoces en inglés y chino, textos en castellano
Análisis de Sifu

Nuestra aventura comienza con un prólogo frenético que sentará las bases de la trama

No es país para viejos

La propuesta de Sifu es interesante, ya que pese a ser un beat em up introduce muchas mecánicas roguelike, con la diferencia en que aquí no hay un contador de intentos o, como en el caso de Hades, un ciclo de resurrección infinito. En Sifu nuestra aventura comienza con 20 años, cuando nos vemos preparados para vengar la muerte de un ser querido. El protagonista de nuestra aventura jura encontrar a cada uno de los involucrados en ese asesinato y darles caza.

Para cada uno de los involucrados tendremos una fase de juego, a la que accederemos a través de nuestro hub, llamado wuguan, donde también podremos entrenar y consultar las pistas de todo el entramado que involucra a dichos personajes y sus negocios.

Análisis de Elden Ring en PS5

La fase inicial la comenzaremos con 20 años y será nuestra tarea el no tener que envejecer. ¿Cómo envejecemos? Pues muriendo. Cada vez que Sifu recibe un golpe su salud disminuye, si llega al final morirá. Gracias a un amuleto podemos volver a la vida, pero sacrificamos un año de vida… la primera vez que morimos.

A medida que muramos, un contador independiente se incrementará en 1, de forma que tras morir 1 vez y tener 21 años, la siguiente vez que muramos se incrementará la edad en 1 + 1 años, volviendo a la vida con 23, la siguiente muerte nos traerá a la vida con 26 y así hasta pasar de los 70 años. Una vez Sifu supere los 70 años, su siguiente muerte será la última y ahí se acabó el juego.

Análisis de Sifu

Nuestro personaje se aventurará en una historia de estilo yo contra el barrio

Esta injusticia se combate derrotando a personajes específicos, que son algo más difíciles, y que al hacerlo reducen en 1 el contador de vidas a penalizar cuando morimos. Por otro lado, también podemos sacrificar puntos de experiencia para reiniciar ese contador, aunque eso implica no utilizarlos en mejoras para el personaje. También ayuda que podamos recuperar un poco de salud (o algo más si desbloqueamos las mejoras) al acabar con enemigos.

Una vez se ha entendido este bucle, toca explicar el de las fases de juego. Cada fase de juego tiene su propio entorno, enemigos y jefes, con un combate final de lo más espectacular. Lo importante es no sumar años desde el primer momento. Por ejemplo, en mi caso, la primera vez que jugué la fase inicial la terminé con casi 40 años. Gracias a los desbloqueos que hice en esa fase me abrí un atajo que me evitó muchos enemigos y al tener mayor control del flujo de juego realicé la misma fase pero terminando con 23 años.

Análisis de Sifu

Si morimos, envejecemos, haciendo que sea más difícil avanzar en las siguientes fases

Esa diferencia implica que la siguiente fase la comienzo con esa edad, por lo que si antes tenía poco margen al tener 40 años, ahora lo tengo más “fácil”. Repetir fases hasta hacer una partida casi perfecta es la clave para avanzar a las siguientes zonas, ya que siempre podemos rejugar cada fase y el juego se quedará con nuestra edad más baja.

Rejugar también tiene sus sacrificios, ya que Sifu cuenta con desbloqueables que podemos invertir en forma de habilidades de lucha para el personaje o mejoras pasivas que afectan al daño, la duración de las armas, nuestro aguante y demás. Si reiniciamos una fase la comenzaremos con las habilidades (normales y pasivas) que teníamos hasta ese punto. Si reiniciamos el primer nivel, pues obviamente perderemos todas, si reiniciamos el segundo nivel solo tendremos las mejoras que hagamos conseguido en el primer nivel y así…

En cuanto a la premisa, pues poco más que os pueda contar. La historia no es que sea la más elaborada del mundo, tampoco lo necesita, pero sí que Sifu es coherente al presentar fases muy ligadas al personaje al que nos enfrentamos al final, aportando un toque de narrativa de escenario que se agradece.

Análisis de Sifu

Gráficamente es fiel a un estilo cercano a la animación, pero a su vez con toques realistas

Golpe, bloqueo, ritmo y esquive

Quizás el juego más cercano a Sifu en cuanto a gameplay es Sekiro: Shadows Die Twice por el simple hecho del juego rítmico que requiere el tener que golpear, bloquear y esquivar al enemigo. Al igual que en el juego de From, en Sifu tenemos que leer los movimientos del enemigo y pulsar el botón de bloqueo en el momento justo, creando oportunidades perfectas para atacar al enemigo.

Como si de un Guitar Hero se tratase, tenemos que ver ese movimiento llegar hasta el punto justo para pulsar la tecla y que esta suene, tenemos que leer el ritmo de los combates, hacer que nuestros ataques sean certeros y no se precipiten y esquivar si vemos que el ataque enemigo va a ser imparable.

Análisis de Sifu

El gameplay también nos permite llevar armas, desde pequeñas y arrojadizas a otras más contundentes

Los tipos de ataque suelen ser los típicos en este tipo de juegos: ataque normal y potente, también tenemos un botón de bloqueo y otro de esquive. Más allá de esto tenemos las diferentes combinaciones de botones que nos permiten realizar combos específicos y también un botón especial para utilizar nuestra concentración (un medidor que se rellena de forma pasiva) y realizar ataques especiales.

Sifu es muy difícil y penaliza el estilo de juego impaciente. Debemos ser conscientes de nuestros enemigos y de que, obviamente, nos superan en número, por lo que hay que leer sus ataques, el entorno, etc. Sifu es un juego de paciencia, al igual que las artes marciales que aplica nuestro personaje y por lo tanto debemos entrar en su juego.

Análisis de Sifu

Sifu también cuenta con un modo foto de lo más personalizable

Aun así, eso no quita que la dificultad sea extrema y se penalicen demasiado los errores, algo que parece que en el futuro se abordará con la inclusión de un modo fácil, algo que me gustaría ver cómo se adapta a la propuesta del juego y si acaba machacando lo que proponían originalmente sus desarrolladores.

El hecho de que nos hagamos mayores de forma exponencial en el juego también implica que nuestra salud disminuya, aunque aumenta el daño que hacemos. Puede resultar útil en ciertas peleas, pero obviamente es un inconveniente de lo más grande.

Una delicia jugable

Sifu se juega de maravilla. Su nítida resolución es acompañada por unos 60 frames por segundo estables en todo momento, que favorecen al tipo de acción en el que nos mete de lleno el juego. Por otro lado, su estilo artístico nos da postales de lo más bellas dentro de los hostiles entornos inspirados en China y su cultura.

Otro aspecto a destacar es la utilización del Dualsense. El mando de PS5 nos da un feedback increíble a cualquier golpe o movimiento en el juego, así como sonidos del entorno o vibración háptica según en el escenario que recorremos, como sentir el aire de un ventilador a nuestro costado, los fluorescentes encendiéndose a lo largo de un pasillo y cualquier golpe que recibimos o damos.

Análisis de Sifu

Hay planos cinematográficos de bella factura

En cuanto al doblaje, inicialmente Sifu llegaba en inglés, pero hace unas semanas recibió el doblaje chino, un detalle que agradecemos para meternos más de lleno en su mundo y que casa mejor que las voces originalmente incluidas. En cuanto a la localización, Sifu llega con todos los textos del juego en castellano.

Conclusiones y nota de Sifu

En un ciclo en el que cada vez los juegos parecen más clónicos entre ellos, Sifu consigue ser un soplo de aire fresco y destacar en un género bastante concurrido como es el roguelike siendo igualmente fiel a un género no tan trillado como el beat em up. Su precioso estilo visual está acompañado por un gameplay extremadamente desafiante pero entretenido y su bucle principal de juego consigue dar una vuelta de tuerca al género para adaptarlo y tener estilo propio, destacando y siendo reconocible por sus propios méritos.

Si tienes paciencia, ganas de aprender y de desafiar a la suerte, Sifu es un juego más que recomendable. Si los juegos difíciles te echan para atrás… quizás deberías esperarte a que incluyan un modo fácil para poder disfrutarlo.

80
¿Merece la pena Sifu?
Lo mejor
  • El gameplay es desafiante y entretenido.
  • El estilo artístico y su dirección.
Lo peor
  • Una dificultad quizás demasiado elevada, que pronto se solucionará con diferentes niveles.
  • Dejando de lado lo que podamos morir jugando, el contenido y el juego en sí saben a poco.
ConclusionesSifu es un juego de lo más interesante, que se basa completamente en una jugabilidad desafiante y que requiere de paciencia y muchísima habilidad. Además, el ciclo de muerte y la forma en la que te penaliza resulta original y le da un soplo de aire fresco a un género como el roguelike que cada vez vemos más utilizado estos últimos años.

Temas relacionados: Análisis

Compartir

Este dispositivo ha sido analizado de forma independiente gracias a una cesión por parte de la marca. El artículo contiene enlaces de compra por los que Alfa Beta Juega podría percibir una comisión. Únete al canal de chollos de Andro4all para enterarte de las mejores ofertas antes que nadie.

Disney+ logo
Date de alta en Disney+ por 8,99 euros y sin permanencia ¡Suscríbete a Disney+!
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!