Cómo derrotar al Caballero sabueso Darriwil en Elden Ring

Cómo derrotar al Caballero sabueso Darriwil en Elden Ring

Uno de los lugares más interesantes de Elden Ring son las cárceles eternas, donde puedes encontrar jefes secundarios de lo más interesantes y desafiantes que te pueden obligar a adoptar estrategias completamente diferentes a las que hayas ejecutado en esos momentos durante tu periplo por las Tierras Intermedias. Si te has topado con alguna de estas y te está presentando más complicaciones de las debidas, en nuestra guía completa de Elden Ring te contamos cualquier tipo de truco, consejo y estrategia que puedes seguir para derrotar a todos estos jefes secundarios.

Una de las primeras cárceles eternas que puedes encontrar se sitúa en la zona inicial, el Necrolimbo, siendo la Cárcel eterna del Sabueso Dorado. Allí puedes encontrar al Caballero sabueso Darriwil, un jefe secundario bastante poderoso para tratarse de los compases iniciales del juego, por lo que tendrás que tener especial precaución con el momento en el que llegas hasta él. No obstante, aquí te ofrecemos una estrategia de lo más efectiva para conseguir vencerlo.

Dónde encontrar al Caballero sabueso Darriwil y cómo vencerlo

carcel sabueso elden ring

Podrás encontrar al Caballero Sabueso Dariwill en la Cárcel eterna del Sabueso

La localización del Caballero sabueso Darriwil la puedes encontrar sobre la imagen que te mostramos encima de estas líneas, donde se sitúa la Cárcel eterna del Sabueso Dorado. Ten en cuenta que necesitas una Llave de espada pétrea para abrirla y poder acceder a la batalla contra el jefe. Una vez lo hagas, serás transportado a otra zona en la que tendrá lugar el enfrentamiento. Ahí será cuando empiecen los problemas contra uno de los jefes más ágiles que te hayas encontrado hasta el momento.

Cómo derrotar al Dragón volador Agheel en Elden Ring

Deberás tener mucha precaución con sus ataques, ya que su espada causa hemorragia, uno de sus problemas principales. Lo mejor es que mantengas la distancia durante unos instantes para memorizar su patrón de movimientos, momento en el que te darás cuenta de que es fácil esquivarlo saltando. De este modo, si ejecutas el ataque con salto, le harás una gran cantidad de daño y podrás esquivar sus ataques, especialmente el del barrido horizontal. Con ello, a pesar de que alargarás el combate, será la manera más segura de derrotarlo.

Guías relacionadas

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti