Cómo derrotar al Dragón volador Agheel en Elden Ring

Cómo derrotar al Dragón volador Agheel en Elden Ring

Algunos de los jefes más desafiantes y complicados de Elden Ring son los dragones, criaturas magnánimas que se cruzarán en tu camino en muchas situaciones sin previo aviso. Ante la dificultad de sus enfrentamientos, es lógico que encuentres complicaciones para acabar con ellos y conseguir sus recompensas, motivo de más para saber qué estrategia seguir para poder derrotarlos sin problemas. Así pues, en nuestra guía completa de Elden Ring te detallamos cómo derrotar a todos los jefes secundarios y que no se te escape ni uno en las Tierras Intermedias.

Y en lo referente a dragones, el primero que te podrás encontrar es el Dragón volador Agheel en el Necrolimbo, en un lugar para nada obvio: las Ruinas abrasadas por un dragón. Tendrás que avanzar lo suficiente para que el dragón aparezca por sorpresa y que dé inicio el combate. A las primeras de cambio te supondrá un enorme reto, pero si sigues una estrategia muy definida, podrás derrotarlo fácilmente y vengarte por todas esas veces en las que te ha hecho morder el polvo.

Dónde encontrar al Dragón volador Agheel y cómo vencerlo

ruinas abrasadas elden ring

Podrás encontrar al dragón volador de Agheel en las Ruinas abrasadas por un dragón

Como te decíamos anteriormente, podrás encontrar al Dragón volador Agheel en las Ruinas abrasadas por un dragón, situadas en el punto indicado en la imagen sobre estas líneas del Necrolimbo. Se trata de una especie única, por lo que el modo de combatirlo también lo será; ten en cuenta que tendrás que llegar hasta las ruinas para que descienda de los cielos dispuesto a atacarte. Lo primero que debes grabarte a fuego (nunca mejor dicho) es que no debes combatir a pie y la batalla será el triple de difícil.

Cómo derrotar al Duelista guardián de tumbas en Elden Ring

De este modo, monta a caballo y sigue al dragón allá donde se dirija. Cuélate entre sus patas y aséstale todos los golpes posibles. Cuando veas que se dispone a atacar tanto con las patas como con la cola, aléjate y repite el proceso. No debería costarte nada darle matarile y seguir avanzando en tu aventura.

Guías relacionadas

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti