Cómo derrotar al Duelista guardián de tumbas en Elden Ring

Cómo derrotar al Duelista guardián de tumbas en Elden Ring

Continuamos ofreciéndote todos los detalles que debes saber para localizar y vencer a los jefes secundarios de Elden Ring, uno de los aspectos fundamentales del título de From Software. Algunos de ellos incluso aparecen en varias ocasiones, por lo que tendrás ocasión de verlos repetidamente, motivo de más para saber cuál es la estrategia que debes seguir para derrotarlos. Por ello, en nuestra guía completa de Elden Ring te detallamos qué es lo que debes hacer para salir exitoso de esos encuentros y conseguir vencerlos sin demasiadas complicaciones.

El Duelista guardián de tumbas es uno de esos jefes secundarios que aparece en varias ocasiones, por lo que puedes encontrarlo en las Catacumbas de Agualóbrega del Necrolimbo Oeste y en la Tumba al borde de Auriza de Leyndell, capital del reino. Aunque no es un jefe que suponga un auténtico reto, siempre está bien saber qué estrategia hay que seguir para vencerlo fácil y rápidamente, por lo que vamos a proceder a explicártelo.

Dónde encontrar al Duelista guardián de tumbas y cómo vencerlo

catacumbas agualóbrega

Las Catacumbas de Agualóbrega pueden encontrarse en el Necrolimbo Oeste.

Al tratarse de una de las zonas iniciales, probablemente tu primer encuentro con el Duelista guardián de tumbas se produzca en as Catacumbas de Agualóbrega del Necrolimbo Oeste, aunque tu combate contra él será exactamente igual en ambas localizaciones donde puedes encontrarlo, por lo que no debes temer si por algún casual te lo cruzas antes en tu visita a la Tumba al borde de Auriza de Leyndell, capital del reino. Si te está dando más problemas de los deseados, esto es lo que debes hacer para derrotarlo.

Cómo derrotar al Hombre bestia de Farum Azula en Elden Ring

El Duelista guardián de tumbas no es un jefe muy complejo, ya que es un humanoide, por lo que no hay motivos para preocuparse en exceso y poder esquivar sus ataques. No obstante, lo mejor que puedes hacer es llevar una arma que provoque hemorragia, ya que es débil a este estado y propiciará que sea mucho más fácil derrotarlo. Además, si encadenas unos cuantos golpes serás capaz de hacerle hincar la rodilla, con lo que podrás hacerle un gole crítico. Con ello, verás como es una de las batallas más fáciles a las que harás frente.

Guías relacionadas

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti