Close Button
Compartir

Los cambios masivos en la narrativa de Marvel vs DC contribuyeron a su fracaso.

Una de las discusiones más acaloradas y extensas desde tiempos inmemorables entre los fans de los cómics es la de Marvel vs DC. Mientras que algunos defienden la compleja narrativa y construcción de los personajes de Marvel y disfrutan de Spiderman, Venom, Capitán América, Iron Man, Thor, La bruja Escarlata, La Capitana Marvel, Deadpool, entre muchos otros héroes y antihéroes conocidos por sus intensos combates en un multiverso lleno de acción y aventuras; otros prefieren a Batman, Superman, Linterna Verde, Aquaman, Catwoman, Wonder Woman, Harley Quinn, Lobo, entre otros, por sus grandes habilidades a la hora de pelear y que, por supuesto, defienden sus intereses tanto como buenos como malos en cada una de las historias que se han encargado de posicionar a DC como una gran franquicia. De hecho, ya en distintas ocasiones hemos visto enfrentamientos en los foros de los fans, sobre quién obtendría la victoria, quién es mejor y proceden a enumerar las fortalezas y debilidades de los personajes. Y, tras años de debates, no se han podido poner de acuerdo para deliberar los resultados de popularidad, debido a que se han mantenido a la par por muchas razones.

Pero lo cierto es que hay varios puntos sensibles cuando se trata de poner en relieve los aciertos y errores de cada una de las franquicias. Principalmente porque muchos de ellos podrían ser un tanto subjetivos o el resultado de unos cuantos sesgos. Aunque hay que reconocer que, a pesar de que los debates continúan, en el pasado hubo un intento por parte de ambas franquicias para consolidar sus respectivos universos y dar al público una colaboración satisfactoria en la década de los 90. Nos estamos refiriendo al lanzamiento de Marvel vs. DC.

Marvel-vs-DC-marvel-comics

Un crossover que cambiaría la historia de Marvel y DC

Tal como lo pudiste leer en líneas anteriores, la impresión de un cómic que realizara un épico crossover entre las franquicias más exitosas de todo el mundo, tenía grandes expectativas en cuanto a su aceptación, ya que mostraba algunas de las escenas que más emocionaban los fans tanto de Marvel, como DC y, mejor aún, en fusionadas en una misma historia. Sin embargo, las cosas no resultaron conforme a lo esperado, ya que hubo demasiados cambios que interfirieron, lo suficientemente dispares, para que se lograra el objetivo de posicionarlo como un clásico. Dicho esto, el hecho de que DC y Marvel se pusieran en obra para crear un libro en colaboración, además de un año completo de cómis "Amalgam", era digno de celebrarse entre los fans de ambas franquicias. Pero la serie de cambios en los 90, denominados también como la Edad Oscura del Cómic, influyeron en gran medida a que las proyecciones sobre el crossover no se completaran.

Marvel-vs-DC-Brothers-Hands

¿Qué sucedió en los años 90?

Todos los cambios que tuvieron lugar en esta década afectaron directamente a la industria del cómic. Aunque Marvel y DC hicieron sus respectivos intentos para sobrellevar la crisis con diversos lanzamientos, entre ellos portadas llamativas, de múltiples colores y formas, a la par de docenas de nuevos números 1, para conservar a los coleccionistas que hasta entonces estaban al tanto de las noticias. Pero no fue lo único, también se planearon muchos cambios tan masivos en los acontecimientos de los Cómics que terminaron por afectar su estructura y que, definitivamente, marcaría otros horizontes para las franquicias. Por ejemplo, en esta década Aquaman perdió su mano, Superman falleció, Bane le dio una paliza a Batman e incluso Spiderman se sustituyó por un clon.

Desafortunadamente, fue esta serie de modificaciones tan bruscas la responsable de perjudicar a la historia de Marvel vs DC. Si bien se habían elegido cuidadosamente a los personajes para representar sus propios Universos, esto terminó por crear un severo choque en la narrativa y que, por supuesto, no llevaría a ningún lado. Hasta aquí, cabría mencionar que los héroes que se consideraron para el crossover no eran los convencionales más queridos por sus fans. En realidad, SpiderMan no era Peter Parker, sino Ben Reilly (su clon), durante la Saga de los Clones de los 90. Por otra parte, Linterna Verde, quien casi siempre es Hal Jordan, en este caso es Kyle Rayner, debido a su conversión al antiheroísmo en el Crepúsculo Esmeralda. Y, por último, la personalidad de Hulk no era la misma, ya que la ira que lo distingue desapareció. Para añadirle todavía más problemas, la popularidad temporal de personajes como Superboy, Elektra y Jubilee sustituyeron a los clásicos Iron Man y Dr. Strange e incluso perdieron protagonismo en los combates

La decepción pudo verse por aquel momento. Había sido un gran momento para aprovechar una épica colaboración, pero el hecho de que las franquicias optaran por versiones distintas de los personajes en vez de los clásicos, hicieron que el número perdiera su magia. Es cierto que una secuela de Marvel vs DC tendría potencial, ya que el número de los 90 no se trata de una versión fallida por completo, pero posiblemente ambas franquicias tendrían que tomar buenas decisiones para no cometer el mismo error.

Temas relacionados: Marvel

Compartir
Disney+ logo
¡Estamos en Google News! Seguir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!