Close Button
Compartir

La solución es dar un salto a la Puerta de Siempre y los Cuatro Fantásticos podrían terminar con todos sus problemas.

Cuando pensamos en los héroes de Marvel, podemos pensar que a la par de poderes sobrehumanos, entre ellos encontraríamos otras cualidades que los distinguen del resto de la humanidad. Quizá habilidades cognitivas más desarrolladas: un sexto sentido, sagacidad, astucia y, por supuesto, una inteligencia muy superior, ¿cierto?

Para cualquier fan sería lógico pensar en que tanto los héroes como los villanos (¿por qué no?) tienen que enfrentarse a situaciones fuera de lo común y, por lo tanto, requieren de analizar estrategias que les exijan la suficiente creatividad o, por lo menos, un pensamiento más organizado. Claro que estas son suposiciones luego de una serie de eventos que siempre ponen de cabeza el Multiverso de Marvel. Pero, también los héroes tienen sus propias debilidades. Y, aunque esto no es ninguna sorpresa para los fans de Marvel, echar un vistazo mucho más minucioso podría descubrir otros detalles inesperados sobre los personajes.

Una solución aparentemente no tan fácil para los cuatro fantásticos

Con lo anterior podríamos plantear muchas posibilidades, sin embargo, hay una en específico que nos gustaría explicar, sobre todo por las dimensiones de esta afirmación.

Para contextualizar, la última aventura de los Cuatro Fantásticos demuestra que, pese a que su líder Reed Richards tiene un intelecto de gran nivel, el equipo no ha sabido aprovechar este descubrimiento por su incapacidad de ponerse de acuerdo y, claro, una falta de perspicacia. Un ejemplo de esto es que la Primera Familia de Marvel ha viajado a través del tiempo, el espacio y básicamente cualquier dimensión que necesiten recorrer, pero ahora se enfrentan a la misión de detener a la escalofriante especie Reckoking para evitar que destruyan cualquier forma de vida.

¿Entonces cuál es el problema que surge tras esta situación? Entre líneas, Fantastic Four #44, ha propuesto una manera sencilla de ponerle un fin al Reckoning. Y no sólo esto, sino que también podría acabar con todas las amenazas que vuelven el universo un peligro para los seres. Lamentablemente, el equipo de héroes no es lo suficientemente avezado para llegar a las conclusiones que los dirijan a este método tan efectivo.

fantastic-four-44-inteligencia

En la línea actual de los cómics, los Cuatro Fantásticos están muy ocupados en este gran conflicto que amenaza con romper la paz del universo, como parte del crossover Reckoning War de la franquicia. Y en este título, la especie ha vuelto tras un tiempo de inactividad. Su misión es destruir varios mundos dentro del universo. Conocidos como los Prosilicanos, los ahora Reckoning, tienen como líder a Wrath of the Reckoning, quien está obsesionado con exterminar a los Cuatro Fantásticos (incluyendo a Jack of Hearts y She-Hulk). Para detenderlo, estos héroes tendrán que viajar al espacio.

Sin embargo, en Fantastic Four #44, (número a cargo del escritor Dan Slott, ilustración de Andrea Di Vito, Davidae Tinto y Rachel Stott), los Reckoning buscan el Apex of All Reality, un fenómeno espacial que ha sido cuidado y mantenido en secreto durante mucho tiempo por los Vigilantes. Para entender mejor, el Apex es la puerta de entrada a todos los universos "What If", es decir este fenómeno tiene la entrada a todo tipo de existencia dentro del universo.

A través de la Puerta de Siempre de Reed Richards, una tropa de soldados prosilianos se dirige al Ápice con el fin de encontrar a los hijos de los Cuatro Fantásticos, Franklin y Valaria Richard. Para ello, les esperan en el Espacio del Pensamiento. Esta es una dimensión en la que los pensamientos de los seres sensibles se convierten de manera instantárea en cualquier realidad deseada. Y, aunque Franklin y Valaria utilizaron la dimensión para engañar y atrapar al Reckoning, en sus manos tenían una solución mucho mejor.

fantastic-four-44-page-3

Por otro lado, la dimensión se descubrió en Los Cuatro Fantásticos #31 (número por Reed Richards y Ben Grimm). Pero aquí hubo una cuestión interesante. Como ambos apenas tenían un mínimo control de sus pensamientos, este error casi les cuesta la vida en manos de demonios creados por sí mismos.

De Franklin podemos decir que su disciplina lo ha distinguido como un guerrero de la realidad, por ello fácilmente podría utilizar sus poderes para traspasar el Espacio Pensante a la voluntad de los Cuatro Fantásticos. De hecho, sin importar la peligrosidad del enemigo, podría acabar con él mientras realiza un viaje al espacio del pensamiento, lo posiciona en el escenario adecuado para su terrible destino y crea un arma que termine con él definitivamente. Desde esta misma lógica, también podría crear una cura definiva para las enfermedades desde el pensamiento-espacio y trasladarlo a una realidad sustantiva.

Curiosamente, los Cuatro Fantásticos nunca se han planteado utilizar el Pensamiento-Espacio tanto para exterminar a sus rivales, como para proponer algunas soluciones al mundo real. Y si lo vemos desde esta perspectiva, la respuesta a la mayoría de los conflictos que atraviesan ha estado siempre ahí. Incluso los peores enemigos podrían sufrir un terrible fin sin es que pasara unos segundos en el pensamiento-espacio, como el Doctor Doom o el mismísimo Thanos. Pero no queda más que tratar de entender por qué las soluciones están casi al filo de sus narices sin que las hayan considerado ya. Los Cuatro Fantásticos tendrán más problemas en el futuro de no reestructurar sus estrategias.

Temas relacionados: Marvel

Compartir
Disney+ logo
Sigue a Alfa Beta Juega y entérate de todas las novedades en videojuegos y anime Síguenos en Google News
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!