¿SABÍAS QUE… una idea revolucionaria de Coleco casi fue su perdición?

¿SABÍAS QUE… una idea revolucionaria de Coleco casi fue su perdición?

Bienvenidos a una nueva entrega de ¿Sabías que…?, la sección de AlfaBetaJuega dedicada a la historia de los videojuegos y sus curiosidades. ¿Recuerdas cuando te contamos todo el via crucis que pasaron en Coleco para hacerse con los derechos de Donkey Kong? Menuda peripecia, suerte que tuvo final feliz. ¿O no tanto? En realidad, Donkey Kong no fue la causa directa del mayor fracaso de Coleco, pero de manera indirecta casi le da el tiro de gracia.

¿SABÍAS QUE… una idea revolucionaria de Coleco casi fue su perdición?

Es lo que pasa cuando todo llega en el momento menos oportuno. El momento en que tienes una brillante idea con una pésima ejecución que llevas a cabo sobre un mercado a punto de volar por los aires. Y es que el concepto de una consola que se puede convertir en un ordenador personal bastante capaz y por mejor precio que los equipos de la época era maravilloso. Que se llevara a cabo el año del crack de los videojuegos, no tanto. Lo vamos a ver en esta entrega de ¿Sabías que…?

¿SABÍAS QUE… una idea revolucionaria de Coleco casi fue su perdición?

¿SABÍAS QUE… una idea revolucionaria de Coleco casi fue su perdición?

Pero Coleco era fuerte y podía, debía, resistir. No había llegado donde estaba para que unos problemillas técnicos les dejaran fuera de juego de buenas a primeras. Otra cosa es tener que lidiar de nuevo con Atari en los juzgados. Y es que aunque finalmente los de Connecticut se habían hecho con los derechos para llevar Donkey Kong a consolas, los de ordenador eran otra cosa. Y Adam era un ordenador, uno con su propia versión de Donkey Kong. Para rizar el rizo, seguramente te suene que Universal entró en disputas con Nintendo por los derechos de King Kong. Pues bien, la zarpa del simio gigante fue la que asestó a Coleco el golpe que terminó por dejar K.O. a Adam. Aunque las sentencias fueron favorables, tras tanta mala prensa la máquina fue descontinuada en 1985 y Coleco se centró en sus rechonchos Cabbage Patch Kids, tan sonrosaditos y blanditos, esos mofletudos regordetes que no les daban tantos disgustos.

Hasta aquí esta entrega de ¿Sabías que…? Volvemos a acoplarnos a AlfaBetaJuega en siete días para traerte más curiosidades. Conéctate a nosotros la semana que viene.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti