Close Button
Compartir

Una curiosidad "made in Kojima" que había pasado desapercibida durante mucho tiempo

Hoy en día Hideo Kojima es uno de los creativos más aclamados de la industria tanto por su dilata carrera, como por sus ideas trasgresoras a la hora de proponer nuevos conceptos y mecánicas a nivel narrativo y jugable. Aunque claro, en la época que Metal Gear Solid salió a la venta en 1998 para Playstation, era simplemente Hideo Kojima, responsable del juego, pero ya dejó algunas curiosidades que no se han descubierto hasta 23 años más tarde.

Resulta que cerca del final del juego, durante una huida por carretera montado en una torreta encima de un coche, si cambias el mando del puerto de Jugador 1 a Jugador 2, por algún motivo, se pueden controlar a los soldados en vez de a Snake encima de la torreta. No se puede hacer nada más que moverse, pero sin duda es una curiosidad que nadie hasta ahora había compartido en redes.

"Esto fue descubierto por un gran speedrunner MGS2 llamado PlatonicGuy. Usando el controlador en el segundo puerto del jugador, puedes controlar las dos oleadas de guardias que bloquean tu escape (aplicable entre la primera oleada donde Otacon / Meryl gana el control del Jeep y tú explotas la puerta y la secuencia de persecución de Liquid). Este es un gran truco para cuando tienes poca salud o no quieres contribuir a tu puntuación de muertes. No funciona en Twin Snakes".

¿Esperas el remake de Metal Gear Solid 3? Pues esta puede ser la prueba definitiva que lo confirme

Sin duda, una muestra más de la creatividad de Kojima, quien ya rompió la cuarta pared en este Metal Gear Solid haciendo creer que Psycho Mantis era un psíquico de verdad capaz de leer la mente o mover el mando de la consola por si mismo. Kojima confirmó esta misma semana que trabaja en dos nuevos juegos, veremos de qué se tratan a lo largo del próximo 2022.

Temas relacionados: Multiplataforma

Compartir
Disney+ logo
Sigue a Alfa Beta Juega y entérate de todas las novedades en videojuegos y anime Síguenos en Google News
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!