Close Button
Compartir

Si debiera existir una sola regla universal esa sería que cada ser humano tiene sus manías completamente personales e inexplicables. En el mundo de los videojuegos también encontramos cosas así, pues muchos usuarios habituales de la industria del ocio electrónico siempre hacen las mismas cosas en los videojuegos sin saber muy bien por qué, pero es algo que a (casi) todos nos gusta hacer por una u otra razón que no sabemos.

Cosas inexplicables que los gamers disfrutan haciendo

De ello precisamente es de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de cosas inexplicables que los gamers disfrutan haciendo, o al menos muchos de nosotros. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos dejes las tuyas propias a través de la caja de comentarios para que complementes las nuestras.

Recargar incluso si solo has disparado una bala

Cosas inexplicables que los gamers disfrutan haciendo

La gran manía del mundo del videojuego es recargar constantemente el arma. Los gamers tenemos pavor a encontrarnos a un enemigo de frente y no tener la certeza de si tenemos el cargador al completo para acabar con él, de modo que en cuanto damos un solo disparo ya estamos recargando para tener más posibilidades en el próximo encuentro. Aunque ello en la vida real significara echar a perder todo un cargador…

Comprobar si tu personaje sabe nadar

Cosas inexplicables que los gamers disfrutan haciendo

No falla. Cuando en un videojuego encontramos una zona con agua debemos comprobar instantáneamente si nuestro personaje sabe nadar. La mayoría de veces tenemos suerte y podemos movernos por el agua con cierta libertad, e incluso a veces bucear. Lo malo es que aquel refrán que dice “la curiosidad mató al gato” también se aplica en este caso y muchas otras veces hemos perecido por culpa de un personaje que no sabía nadar.

Guardar varias veces por si acaso

Cosas inexplicables que los gamers disfrutan haciendo

Acabamos de superar una fase bastante complicada y el videojuego (como suele ser habitual) efectúa un autoguardado para que no perdamos lo que acabamos de conseguir. A nosotros nos da igual y pausamos la partida para echar un guardado manual. No es que no nos fiemos del juego, pero nunca se sabe qué puede pasar. Dicen que hombre precavido vale por dos, de modo que nunca es mal momento para aplicar el refranero.

Burlarse de los enemigos

Cosas inexplicables que los gamers disfrutan haciendo

Por mucho que sepamos que puede volverse en nuestra contra (lo más probable es que acabe sucediendo) muchas veces no podemos evitar caer en la tentación y burlarnos de ese enemigo que tanto nos ha estado fastidiando en una partida multijugador. Tal vez lo eliminemos y empecemos a agacharnos sobre su cara o tal vez prefiramos marcarnos un bailecito delante de él mientras nos intenta matar. Sabemos que lo acabaremos pagando.

Ir saltando hacia el siguiente objetivo

Cosas inexplicables que los gamers disfrutan haciendo

En algunas ocasiones queremos llegar rápidamente al siguiente objetivo y la velocidad de nuestro personaje no nos parece lo suficientemente elevada, de modo que por algún extraño motivo pensamos que llegaremos antes si vamos dando saltitos. Tal vez es una forma de desestresarnos o de darnos la sensación de que así vamos más rápido, pero es una de esas cosas que nunca tendrá una explicación científica, pues no la hay.

Almacenar sin control ítems inservibles

Cosas inexplicables que los gamers disfrutan haciendo

El síndrome de Diógenes es una alteración grave, pero en los videojuegos siempre parece tener una utilidad. No importa en qué RPG estemos inmersos, pues si tenemos un cofre en el que podamos guardar nuestras pertenencias meteremos todo lo imaginable en él, aunque nunca más nos vaya a ser de utilidad. Siempre pensamos que ese caso de nivel 1 puede volver a ser útil… o tiene cierto valor sentimental.

Atacar a cada animal que te encuentres

Cosas inexplicables que los gamers disfrutan haciendo

En los videojuegos tenemos cierto respeto por la vida humana, pero muchos jugadores no pueden evitar atacar a cualquier animal que se encuentren en la naturaleza, tal vez por el mero hecho de comprobar si pueden o no morir. No nos dirás que nunca has intentado atacar a la gallina de Cauce Boscoso, en Skyrim. Y quien dice esa gallina dice cualquier cerdo, oveja, gato, perro o incluso mamut que te hayas encontrado por ahí.

Temas relacionados: Multiplataforma

Compartir
Disney+ logo
Sigue a Alfa Beta Juega y entérate de todas las novedades en videojuegos y anime Síguenos en Google News
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!