El nuevo juego de Ken Levine, creador de BioShock, está teniendo un desarrollo desastroso

Levine estaría siendo un jefe nefasto en el desarrollo de su nuevo videojuego.

El nuevo juego de Ken Levine, creador de BioShock, está teniendo un desarrollo desastroso

En la generación de PS3 y Xbox 360 Ken Levine y 2K asombraron a la industria del videojuego con Bioshock, una saga de videojuegos que dentro del género de los shooter que daba un gran peso a la historia y que supuso un punto de inflexión en muchos sentidos, materializándose así Bioshock y Bioshoch Infinite, juegos dirigidos por el creativo al contrario que Bioshock 2.

Hay que decir que esto no es de extrañar, ya que en el pasado Levine fue el responsable de System Shock 2, lo que ya le dio bastantes créditos como desarrollador. No obstante, hay que destacar que Levine ha estado casi una década sin sacar un nuevo título, sobre todo tras su salida de 2K ante el cierre de Irrational Games en 2014. No obstante, parece que incluso en su nuevo estudio las cosas no están yendo como esperaban.

El nuevo videojuego de Ken Levine no deja de tener problemas

Tras su salida de Irrational Games, Levine fundó Ghost Story Games con la idea de crear juegos narrativos que bebiesen de lo aprendido en Bioshock. Esto en el papel daba bastantes esperanzas a los fans, sobre todo por este estudio contaría con un alto presupuesto. No obstante, un reporte de Bloomberg habría revelado que el desarrollo del nuevo juego está siendo caótico, provocando incluso que gran parte de los empleados hayan abandonado el estudio.

Cabe destacar que ex-trabajadores del estudio han apuntado a Levine como culpable de esta situación, ya que lo señalan como un director nefasto y perfeccionista que complica el desarrollo y que incluso crea un ambiente tóxico con aquellos desarrolladores que no siguen sus órdenes a rajatabla. Al menos hay que decir que, hasta donde se sabe, el estudio no ha sometido a crunch a ningún empleado, lo cual es de agradecer en los tiempos actuales que vive la industria del videojuego.

Ante esto, otro de los trabajadores destaca que el problema del estudio es que Levine pretende crear un triple AAA con un equipo pequeño, lo cual lo hace inadecuado para esta tarea. Cabe mencionar que este tipo de casos son muy habituales, ya que, ante todo una producción debe contar con una buena planificación para salir a buen puerto. Veremos a ver si Levine consigue arreglarlo, aunque esperemos que no a costa de sus trabajadores.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti