Así fue como Naruto fue guiado por sus maestros para ser hokage

Todo gracias a cada uno de ellos (especialmente, Jiraiya...)

Así fue como Naruto fue guiado por sus maestros para ser hokage

Este artículo contendrá spoilers del último capítulo de la obra de Masashi Kishimoto. Si aún no ha leído los últimos capítulos o estás releyendo la historia, es posible que desees mantenerte alejado, ya que nos sumergiremos en el territorio de los spoilers. Si deseas experimentar por tu cuenta esta aventura, recomendamos leerlo a través de MangaPlus by Shueisha. Naruto tuvo muchos sensei diferentes a lo largo de la serie, y todos le impartieron lecciones únicas y valiosas, que lo llevaron a convertirse en hokage.

El primero de ellos es Iruka-sensei que, tras el ataque a la aldea por el zorro de nueve colas, se convirtió en su tutor. Durante un intento de Mizuki de robar pergaminos de Jutsu Prohibido usando a Naruto, tanto Iruka como Naruto alcanzaron una nueva profundidad en su cariño el uno por el otro. Dado el rechazo que recibía en la aldea, Naruto nunca esperó ver que alguien intentase dar su vida por él, y este gesto le hizo comprender cuánto lo valoraba Iruka. Después de que Naruto derrotó a Mizuki, Iruka le regaló una diadema ninja de su propia frente y felicitó a Naruto por su graduación de la academia.

Naruto-Kakashi-Hatake-portada

Kakashi fue el maestro de Naruto cuando fue parte del Equipo 7.

Sin embargo, puede que el más recordado sea Kakashi, el maestro del Equipo 7. Kakashi les mostró lo peligroso que podía ser el individualismo en el mundo ninja y, a partir de ese momento, el dúo canalizó su animosidad hacia una competencia más o menos sana. En Naruto: Shippuden, Kakashi le dio la tarea más difícil hasta ahora: crear un jutsu original. Se le ocurrió la idea de que Naruto usara clones de sombra para reducir el tiempo de entrenamiento y, en el proceso, le enseñó a Naruto cómo usar sus clones de una manera más estratégica. Su entrenamiento produjo el Rasenshuriken, el jutsu más devastador del arsenal de Naruto. Una vez que se conectaba con un oponente, su muerte estaba casi asegurada.

Dicho lo anterior, uno de los maestros más queridos de Naruto es Jiraiya. Cuando se conocieron, Naruto no tenía idea de quién era el Sapo Sabio, pero Jiraiya sabía todo sobre él. Por temor a no estar preparado para el examen de Chunin, Naruto le pidió a Jiraiya que se convirtiera en su nuevo sensei y no lo dejaría descansar hasta que aceptara. Aunque actuó como si solo aceptara enseñarle a Naruto bajo coacción, Jiraiya siempre había planeado tomarlo bajo su protección. El estado de Naruto como Jinchuriki significaba que la organización Akatsuki vendría a buscarlo tarde o temprano, y Jiraiya quería asegurarse de que su alumno estuviera preparado para ese día.

Naruto-Jiraiya-Hokage

Jiraiya es el maestro más recordado y querido por Naruto, dejando una huella imborrable en el fandom.

En su viaje para localizar al Quinto Hokage, Jiraiya le pasó el Rasengan a Naruto, dándole al huérfano su primera conexión con su padre, el creador del jutsu. Después de escoltar a Tsunade a la aldea, Jiraiya se fue de viaje una vez más, esta vez llevándose a Naruto con él, y prometió devolverlo como un shinobi de pleno derecho. Después de la muerte de Jiraiya a manos de Pain, Naruto fue confiado a Lord Fukasaku para aprender senjutsu.

El entrenamiento de Naruto más allá de Jiraiya

Después de alcanzar la sabiduría, Naruto también se entrenó en el arte de Lord Fukasaku, una disciplina de combate cuerpo a cuerpo que solo podía ser utilizada por completo por aquellos que dominaban el Modo Sabio. Kumite le permitió a Naruto tener una gran conciencia de su entorno e incluso usar el aire a su alrededor como arma. El perfecto Jinchuriki de la aldea escondida entre la niebla fue el último sensei de Naruto. Mientras estaba atrapado en Turtle Island con Bee, Naruto finalmente pudo aprender cómo aprovechar el poder de la Bestia con Cola dentro de él.

Naruto

El Modo Sabio de Naruto es una de sus técnicas más poderosas.

Killer Bee lo guió sobre cómo extraer el chakra del Nueve Colas de su interior sin arrastrar también su voluntad. Una vez más, Naruto libró una batalla interna, esta vez con el Nueve Colas dentro de él, y logró dominar a la gran bestia. Cuando Naruto declaró por primera vez sus intenciones de convertirse en Hokage, parecía nada más que una locura. Después de todo, ¿qué se podría esperar de un desertor de la escuela ninja que no podía convocar a un clon convincente para intentar convertirse en el líder de Konoha? Para sorpresa de todo el pueblo, Naruto cumplió su promesa, acumulando rápidamente jutsu y poder que lo dejaron sin rival en todo Konoha.

Por supuesto, no podría haber hecho todo esto solo. A lo largo de la serie original y Naruto: Shippuden, tuvo varios sensei que le enseñaron jutsu y dieron forma a su idea de lo que podría ser un shinobi. Aquí están los maestros con los que estudió Naruto, así como las lecciones más importantes que le impartieron.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti