La historia más loca que leerás hoy: un trabajador acusa a Nintendo de despedirlo por hablar alto

Nintendo y Aston Carter son acusados de tomar medidas coercitivas para los empleados que alzan la voz a favor de la sindicalización.

La historia más loca que leerás hoy: un trabajador acusa a Nintendo de despedirlo por hablar alto

Nintendo es una de las franquicias más grandes de todo el mundo. Procedente de Japón, se ha dedicado por décadas a la investigación, desarrollo de software y hardware de videojuegos. Además tiene algunas de las consolas más influyentes en la industria del videojuego y títulos igualmente conocidos e importantes internacionalmente.

Desde luego, al ser una de las empresas con mayor valor en el mercado y riqueza, en el pasado se le atribuyó una de las políticas de "responsabilidad social" con mayor reputación. Sin embargo, por ahora las cosas no parecen marchar tan bien para la compañía en ese sentido.

nintendo-acusacion

Una denuncia más para Nintendo

Tras haber tenido una serie de premios y reconocimientos tanto por sus logros como por sus buenas prácticas, recientemente se ha presentado una denuncia laboral ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales contra Nintendo y la agencia de contratación Aston Carter.

Por desgracia, no es la primera denuncia que se realiza, ya que en este año alguien más había acusado al editor de Mario de interferior en las "actividades concertadas" de los trabajadores, incluyendo algunas posibles represalias. Pero esta era una queja conocida luego de que docenas de empleados antiguos y actuales acusaran a Nintendo of America de mantenerlos en condiciones de exploración laboral.

Axios informó que la denuncia fue presentada el 7 de agosto contra Nintendo y Aston Carter como empleadores conjuntos. Entre los punto principales de esta querella se incluyen "actividades concertadas (represalias, despido, disciplina)" y "normas coercitivas". Aunque no sean exactas, pertenecen a la Sección 7 y a la Sección 8(a)(1) de la Ley Nacional de Relaciones Laborales. En este sentido, la primera parte garantiza el derecho de los trabajadores a formar un sindicato o autoorganizarse para la "ayuda y protección mutuas". Y en la segunda parte se les prohíbe a las empresas "interferir, restringir o coaccionar a los empleados" para ejercer sus derechos.

En otras palabras, la compañía está acusada de despedir a un empleado por hablar sobre las condiciones de trabajo y de prohibir a los empleados discutir sobre salarios, horarios y "otros términos o condiciones de empleo".

A continuación te mostramos el texto completo de la denuncia:

8(a)(1) En los seis meses anteriores, el empleador despidió a uno o varios empleados porque éstos participaron en actividades concertadas protegidas, entre otras cosas, protestando por los términos y condiciones de empleo y con el fin de disuadir a los empleados de participar en actividades concertadas protegidas.

8(a)(1) Dentro de los seis meses anteriores, el Empleador ha interferido, restringido y coaccionado a sus empleados en el ejercicio de los derechos protegidos por la Sección 7 de la Ley al mantener reglas de trabajo que prohíben a los empleados discutir salarios, horas u otros términos o condiciones de empleo.

nintendo-acusacion-2

Ya había otras denuncias para Nintendo y Aston Carter

Como leíste anteriormente, los empleadores fueron acusadores de violaciones laborales en abril. Dicha denuncia pública apelaba a la coacción, vigilancia y, nuevamente, represalias. Cuatro personas relacionadas explicaron a Kotaku que este incidente se derivó de la pregunta de un empleado sobre los sindicatos durante una reunión, pero que, más adelante, fue despedido bajo el motivo de había violado su NDA.

En aquel momento, Nintendo explicó en un comunicado que nunca hubo "intentos de sindicalización o actividad relacionada", y que la razón para haberlo despedido había sido por revelar información confidencial, entre otras cosas.

Pero, luego de esto, hubo varios testimonios circulando por las redes sociales que afirmaban ser antiguos empleados de Nintendo of America. Estos confirmaban el ambiente problemático de la empresa y otras condiciones desfavorables. De hecho, docenas de ellos explicaron a Kotaku que Nintendo of America les daba un trato injusto a sus trabajadores, tenían salarios bajos, meses sin trabajo y mala atención sanitaria, además que los representantes del servicio de atención al cliente tenían prohibido participar en los eventos corporativos más importantes para la empresa e incluso caminar por algunos pasillos de la sede principal.

Hasta ahora, Nintendo y Astor Carter no han compartido informes sobre la última acusación. Sólo en abril, el presidente de nintendo of America, Doug Bowser, publicó un mensaje interno para informar a los empleados que ya se estaban encargando del asunto y no permitirían que esto siguiera pasando, bajo una política de cero tolerancia hacia la discriminación, la intimidación y el acoso. Pero dos empleados actuales afirmaron que poco o nada ha cambia la situación desde aquel momento.

Habrá que esperar cuál es el siguiente paso para las múltiples acusaciones a Nintendo, de las cuales muchas se remontan a varios años atrás. Por su parte, Reggie Fils-Aime, el anterior presidente de Nintendo, argumentó en una entrevista en mayo que en el año 2019 la compañía no estaba en esas condiciones. Pero un hecho es que las empresas deberían permitir a sus empleados formar sus propios sindicatos que respalden sus derechos.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti