Las nuevas gafas de realidad virtual del creador de Oculus matan en la vida real si mueres en el juego

Nadie en su sano juicio se atrevería a usarlas.

Las nuevas gafas de realidad virtual del creador de Oculus matan en la vida real si mueres en el juego

Pese a que en las películas, libros y series de ciencia ficción haya sido un elemento muy común según el contexto, lo cierto es que la Realidad Virtual es una tecnología en pañales todavía, dando pie con ello a que aún estemos en una fase muy primitiva de esta, aunque eso no evita que compañías como Facebook pretendan hacer las gafas de RV perfectas por mucho tiempo que eso les lleve.

En cualquier caso, una de las cosas que se pretende con estas gafas de Realidad Virtual es que se alcance un gran nivel de realismo, dando con ello pie a que se pretenda lograr todo tipo de sensaciones mientras las llevamos puestas, incluyendo aquí incluso la muerte del usuario.

Estas gafas de Realidad Virtual te llevan al extremo

Las nuevas gafas de realidad virtual del creador de Oculus matan en la vida real si mueres en el juego

Estas gafas de Realidad Virtual pueden llegar a matarte

Bajo esta premisa, se ha presentado recientemente NerveGear, un dispositivo capaz de matar al usuario utilizando una interfaz neuronal directa, siendo este un proyecto que, según su creador, lleva al jugador al límite y a repensar como interactuar en el mundo virtual en todo momento. De hecho, justifica este producto con el hecho de que un mundo con buenos gráficos puede parecer real, pero lo cierto es que, según sus palabras, solo las consecuencias hace que se sienta como tal.

Cabe mencionar que hasta el momento solo se ha replicado la forma de matar, siendo así que estas gafas estarían a mitad de camino de ser perfectas para recrear el día a día. De hecho, hay que señalar que el concepto se basa en Sword Art Online, la popular serie que se basa en el mismo concepto y que manda ondas al cerebro en el caso de que el usuario muera en el juego, matándolo en el acto.

Habrá que ver si comercializar esto tiene algún tipo de consecuencias, ya que lo cierto es que difícilmente alguien va a querer comprarlas salvo que le guste el riesgo o lo vea como una alternativa para quitarse la vida de forma rápida. Y todo ello sin mencionar las leyes reguladoras que podrían evitar su uso. El tiempo dirá en qué acaba esto.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti