Review MSI Trident 3 VR7RC: El PC de sobremesa que puede usarse como una consola

Review MSI Trident 3 VR7RC: El PC de sobremesa que puede usarse como una consola

En las últimas semanas te hemos hablado de las bondades de los equipos gaming portátiles a través de nuestras reviews del MSI GS73VR 7RF Stealth Pro y del MSI GE63VR 7RF Raider, pero hoy tenemos en nuestras manos algo completamente distinto y que puede cambiar la forma de jugar para los aficionados al mundo de los videojuegos. Y es que se trata del MSI Trident 3 VR7RC, uno de los PC de sobremesa más compactos y pequeños del mundo y que podemos llevar adonde queramos.

MSI se ha propuesto revolucionar el mundo del gaming con su serie de productos Trident y este es uno de los modelos más espectaculares e innovadores. Estamos ante una unidad central de PC que funciona al más puro estilo consola y que puede servir como sistema de juego central del salón de nuestra casa, aunque también es lo suficientemente ligero y pequeño como para transportarlo con facilidad cuando lo deseemos.

Como es costumbre en nuestras reviews comenzaremos hablando de las especificaciones técnicas para que te hagas una idea de la potencia de este ordenador. El MSI Trident 3 VR7RC dispone de un procesador Intel Core i7-7700, una memoria de 16GB Kingston DDR4-2400, un chipset Intel H110 Express, una tarjeta gráfica Nvidia GeForce GTX 1060 con 6GB GDDR5 RAM, un almacenamiento SSD de 256 GB y un almacenamiento HDD de 1 TB.

Review MSI Trident 3 VR7RC: El PC de sobremesa que puede usarse como una consola

También encontramos un buen número de puertos y conexiones que nos ayudarán a personalizar esta unidad central a nuestro gusto. Tenemos un puerto USB 3.0 Type-C, tres puertos USB 3.0 Type-A, cuatro puertos USB 2.0 Type-A, un puerto HDMI 2.0 con HDCP 2.2, un DisplayPort y un puerto DVI-D y dos puertos jack de 3.5 mm. para auriculares y micrófono. El producto básico también contiene un adaptador de corriente de 230W, un cable HDMI y un cable DisplayPort.

Una de las cosas más llamativas del MSI Trident 3 VR7RC, sin embargo, es la ya comentada portabilidad a pesar de ser un sistema pensado para ser de sobremesa o de escritorio. Y es que sus dimensiones de 34,6 x 23,2 x 7,2 cm. Y su peso de 3,1 kilogramos hacen de él un equipo de un tamaño y peso muy similar al de una consola de sobremesa de la presente generación, por lo que ya nos hacemos una idea de cuál es la intención de MSI con esta producto que, por cierto, lleva Windows 10 Home como sistema operativo de serie y está plenamente preparado para el juego en realidad virtual.

Una vez que saquemos esta unidad central (o centro de sobremesa gaming, como desees llamarlo) de la caja nos daremos cuenta de que sus especificaciones técnicas no son sus únicas bondades, sino que MSI ha vuelto a cuidar el diseño hasta el más mínimo detalle. Así las cosas pronto verás que no estamos ante la típica torre de ordenador, sino que nos encontramos ante un dispositivo mucho más sofisticado, reducido en tamaño y más elegante y dinámico en sus formas, muy similar a las ya mencionadas consolas de juego.

Review MSI Trident 3 VR7RC: El PC de sobremesa que puede usarse como una consola

Los colores negro y rojo vuelven a estar presentes en el producto, así como el característico logo de la compañía taiwanesa. Las formas irregulares y la rejilla de ventilación le dan ese toque eléctrico y desenfadado que tanto se lleva y por el que MSI tanto está apostando. Todo ello da como resultado un equipo de lo más atractivo por fuera y de lo más poderoso por dentro: justo lo que quiere cualquier usuario del mundo de los videojuegos y especialmente del gaming en PC.

En los equipos de MSI es habitual ver cómo viene de serie un programa llamado MSI Dragon Center que nos permite personalizar a nuestro gusto hasta el último detalle del ordenador. El MSI Trident 3 VR7RC va más allá y trae consigo un programa llamado MSI Gaming Center, lo que ya deja a las claras que la principal funcionalidad de esta unidad central es ofrecernos una experiencia gaming sin parangón en la industria.

En este MSI Gaming Center encontraremos un total de seis subapartados, a saber: EZ Profile, Utilidad, ScenaMax, Mystic Light, Configuración de dispositivo y Monitor del sistema. Ahora pasaremos a describir brevemente qué se puede configurar en cada una de las secciones para que tengas claro hasta qué punto la personalización es algo que preocupa en MSI, como ya hemos visto en anteriores reviews de productos de la marca.

Review MSI Trident 3 VR7RC: El PC de sobremesa que puede usarse como una consola

El apartado EZ Profile está compuesto por las categorías ScenaMax (efecto visual), Nahimic (efecto audio), Tema y Altavoz. Del mismo modo en él encontramos dos pestañas, Modo de funcionamiento y Modo de juego, por lo que en un abrir y cerrar de ojos podemos configurar cómo queremos la imagen y el audio dependiendo de qué tarea estemos realizando con nuestro MSI Trident 3 VR7RC.

En Utilidades encontramos otros tres subapartados. GamingApp nos permite optimizar el sistema y acceder al overclocking; MouseMaster permite personalizar todo lo relacionado con el ratón que vayamos a usar; y GamingHotkey permite hacer lo propio con el teclado, de modo que todo esté siempre a nuestro gusto. A continuación encontramos el apartado ScenaMax, que ya había aparecido anteriormente en forma de subsección de EZ Profile.

Aquí tenemos a nuestra disposición tres filtros de imagen predeterminados, aunque también podemos personalizarlo a nuestro gusto. Hay una pantalla de previsualización, pero dado que no hay un botón de aplicar sencillamente se aplica, de modo que no nos hace falta esa previsualización para poder ver el resultado del filtro que hayamos escogido. El MSI Trident 3 VR7RC-025US es un equipo gaming, de modo que tiene la característica iluminación RGB LED en el lateral de la unidad central.

Review MSI Trident 3 VR7RC: El PC de sobremesa que puede usarse como una consola

Aunque no sea algo tan complejo como podría ser la retroiluminación de un teclado también disponemos de un programa para personalizar el color y la frecuencia de iluminación a través del modo Mystic Light, que nos permite elegir entre las funciones Estático, Gradiente, Audio y Respiración, además de escoger el color o colores que más nos gusten. También tenemos la posibilidad de habilitar la opción de que el LED se ilumine cuando el equipo está en modo de suspensión.

En Configuración de dispositivo encontramos opciones tan básicas y necesarias como configurar el nivel de volumen del micrófono o los altavoces. Del mismo modo en esta sección nos encontramos con las funciones Inalámbrico, HDD LED y Super Charger, que viene desactivado de serie. El último de los apartados es Monitor del sistema, a través del cual podemos revisar información útil sobre nuestro ordenador MSI Trident 3.

Podemos ver el estado del disco, la CPU, la memoria y la tarjeta gráfica, así como la velocidad de red a la que está yendo nuestro equipo, ya sea Ethernet o inalámbrica. Pero vayamos a lo verdaderamente importante para un aficionado al mundo de los videojuegos: conocer cómo es el rendimiento del MSI Trident 3 VR7RC cuando nos metemos de lleno en la acción y nos disponemos a jugar a algunos conocidos videojuegos.

Review MSI Trident 3 VR7RC: El PC de sobremesa que puede usarse como una consola

Como es costumbre en nuestras reviews, los videojuegos que hemos probado para comprobar el buen hacer del sistema han sido Overwatch y The Elder Scrolls V: Skyrim. De este modo por un lado tenemos uno de los títulos más punteros en cuanto a potencia gráfica de los últimos meses (y que sigue siendo un fenómeno mundial) y por el otro contamos con uno de los grandes éxitos de la última década y que actualmente sigue estando de rabiosa actualidad, pues lanzará nuevas versiones próximamente.

En el caso de Overwatch hemos probado algunas de las configuraciones gráficas más exigentes y el equipo ha podido con él, haciéndolo correr entre los 40 y 60 frames por segundo, por lo que la estabilidad es sumamente regular en este equipo. Los gráficos cartoon del shooter multijugador de Blizzard permiten poder alcanzar estos registros en cuanto a fotogramas por segundo y te aseguramos que el título se ve estupendamente gracias a la potente tarjeta gráfica de la que hace gala el equipo, aunque a fin de cuentas todo dependerá en gran medida del monitor que tengas para jugar.

El refrigerador Silent Storm Cooling 2 que lleva incorporado el MSI Trident 3 VR7RC no solo impide que la unidad central se sobrecaliente pese a que pasemos extensos periodos de tiempo jugando, sino que además, como su propio nombre indica, hace de él un aparato increíblemente silencioso. Se acabaron esos ordenadores que parece que vayan a echar a volar en cuanto iniciamos un juego, pues con este Trident 3 no volveremos a tener ese problema, al menos con los títulos que hemos probado.

Review MSI Trident 3 VR7RC: El PC de sobremesa que puede usarse como una consola

Como ya sabes, el otro videojuego que hemos probado junto al Trident 3 es el incombustible The Elder Scrolls V: Skyrim, un clásico contemporáneo que pese a tener ya más de un lustro de antigüedad sigue luciendo increíblemente imponente, especialmente en la versión de PC. Una vez más nos hemos situado en las configuraciones gráficas más exigentes y lo que hemos encontrado es una exquisita calidad de imagen y una tasa de frames por segundo siempre estable en los 60 frames por segundo.

Al igual que ocurría con nuestra probatura con Overwatch, en Skyrim nos hemos vuelto a topar con un rendimiento fantástico acompañado de una respuesta fenomenal por parte del equipo, que no se ha sobrecalentado lo más mínimo a pesar de mantener abierta una sesión de juego durante un tiempo prolongado. A ello hay que añadir, nuevamente, la silenciosa forma de trabajar que tiene el Trident 3 de MSI, una de sus mayores fortalezas.

El MSI Trident 3 VR7RC es, sin duda, el producto con el que muchos amantes de los videojuegos soñaban. Si eres jugador habitual de PC encontrarás en este dispositivo una opción atractiva, potente, portable e incluso económica (en comparación con otros sistemas similares) que te hará querer jubilar tu vieja unidad central o torre, tan aparatosa y ruidosa como lo habían sido siempre. Si, por el contrario, siempre has sido jugador de consola tal vez este Trident 3 sea el que te haga cambiar de parecer, pues su aspecto de sistema de videojuegos de sobremesa unido a su ligero peso y reducido tamaño lo vuelve un producto ideal para todo tipo de jugadores.

Como ha quedado demostrado, el Trident 3 es una opción de presente y de futuro, pues es capaz de correr videojuegos exigentes de hoy y de hace ya unos años y también está completamente preparado para los títulos de realidad virtual, una tecnología cada vez con más presencia en el mundo de los videojuegos y que en PC puedes disfrutar a través de dispositivos como HTC Vive u Oculus Rift. Sus potentes componentes, su portabilidad, su tecnología anti-sobrecalentamiento y su atractivo diseño son otros de los elementos que hacen del MSI Trident 3 VR7RC un producto irresistible para los amantes de los videojuegos en PC… y también en consola.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti