Pokémon y la teoría que sostiene que Koffing es el resultado de terribles experimentos

Pokémon y la teoría que sostiene que Koffing es el resultado de terribles experimentos

Ya son más de veinte años los que la saga Pokémon nos ha acompañado. Algunos han crecido con ella hasta ir madurando junto a la propia franquicia, mientras que otros nacieron después de su estreno y no conocen un mundo sin Pokémon. Es por ello que la licencia, compuesta por videojuegos, series, películas, mangas y todo tipo de merchandising, tiene tras de sí multitud de secretos y genera todo tipo de teorías.

Pokémon y la teoría que sostiene que Koffing es el resultado de terribles experimentos

De ello precisamente queremos hablarte en el día de hoy, pues a pesar de que la apariencia externa de Pokémon pueda parecer infantil y simpática, la saga siempre ha tenido escondidos toques siniestros, oscuros e incluso terroríficos que muchos fans han tratado de desenmarañar. De lo que hoy queremos hablarte es de una teoría elaborada por aficionados y que se relaciona directamente con dos populares monstruos de bolsillo.

Hablamos de Koffing y Weezing. Biológicamente todo apunta a que estas dos criaturas son una especie de formaciones barrosas que, además, tienen dibujado el símbolo del veneno para alertar de la polución a la que someten a sus víctimas. Ese dibujo es sospechoso, tanto que algunos fans creen que ambos Pokémon fueron creados por el Team Rocket, la mítica y malévola organización criminal que busca aprovecharse de los Pokémon.

La teoría sostiene que el Team Rocket estaba tratando de crear su propio Pokémon tipo fantasma recreando sus formas gaseosas y que finalmente les acabó saliendo las bolas tóxicas que son Koffing y Weezing. El gran indicio que apoya esta teoría tiene que ver con su localización, pues en los videojuegos originales (Pokémon Azul y Rojo) solo se encontraban en un lugar específico de toda la región de Kanto. Y no uno cualquiera.

Pokémon y la teoría que sostiene que Koffing es el resultado de terribles experimentos

Concretamente podíamos encontrar a Koffing y Weezing en la Mansión Pokémon y en ningún otro lugar de toda la región. Es por ello que los fans creen que estos monstruos de bolsillo fueron creados allí y que, más tarde, se extendieron por otros lugares del mundo Pokémon. Como adelantábamos anteriormente, la otra gran clave es el dibujo de una calavera con huesos cruzados, el símbolo universal para representar el veneno.

Ese símbolo nos avisa de que alguien (según la teoría, el Team Rocket) acabó fallando en su experimento e imprimió esa marca en el Pokémon resultante para advertir a todo aquel que se cruzara con un Koffing o un Weezing de su peligrosidad. Lo único que choca frontalmente con las ideas del Team Rocket es que se preocupen de que su fallido experimento pueda dañar o incluso matar a otros humanos. Suponemos que, al fin y al cabo, no quieren conseguir sus objetivos a cualquier precio.

Como ves, el mundo de Pokémon tiene todo tipo de misterios, secretos y oscuras referencias que dejan bien claro que no es una saga exclusivamente para niños. Esta es solo una teoría fan y nunca ha tenido respaldo oficial, pero podría ser perfectamente válida. Si te ha gustado el artículo y quieres que hagamos otros similares en el futuro háznoslo saber a través de la caja de comentarios para que lo tengamos en consideración.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti