Microsoft finalmente revela qué causaba la luz roja de la muerte en Xbox 360

No fue cosa de sobrecalentamiento, como se creía en la época

Microsoft finalmente revela qué causaba la luz roja de la muerte en Xbox 360

Con motivo del 20 aniversario de la compañía Xbox publicó de manera gratuita en Youtube y otras plataformas de vídeo 'Power On: The Story of Xbox', una serie documental que hace un recorrido desde los orígenes de la primera consola de Microsoft hasta el lanzamiento Xbox Series X|S ha finales del año pasado. No solo son buenos documentales, también tratan una parte de la historia de la compañía que muchos usuarios no conocían siquiera, como el intento de compra fallido de Nintendo o la enorme cantidad de dinero que tuvo que invertir la compañía para arreglar el problema de las tres luces rojas de Xbox 360. 15 años después, Xbox revela al fin el motivo del "Anillo rojo de la muerte", aparte de convertirlo en un poster para la pared.

A finales de 2005, Microsoft consiguió lanzar al mercado Xbox 360, su segunda consola, con un gran catálogo de juegos de lanzamiento exclusivos y una renovada apuesta por los servicio con Xbox Live a la cabeza, pelo la alegría duro poco en la casa Microsoft. A los pocos meses, muchas consolas comenzaron a fallar mostrando el conocido error del "anillo rojo de la muerte" que dejaba Xbox 360 totalmente inservible. En aquel entonces, en Xbox no tenían ni idea de donde podía venir el problema y la líneas de producción no paraba de hacer consolas. La tasa de incidencia llegó a ser del 90% y se estaban enviando recambios con los mismos errores de fabrica porque se desconocía qué estaba causando el problema. Hasta que se decidió cerrar la línea de producción hasta descubrir qué estaba fallando.

Entonces Todd Holmdahl, el responsable de desarrollo de hardware de Xbox en la época, decidió dedicarse en cuerpo y alma en descubrir qué estaba detrás del problema de las luces rojas de Xbox 360. Finalmente lo descubrió, y no era era problema de sobrecalentamiento por temperatura máxima, como se creía en la época, los conectores del chip principal de la consola se rompían con cambios bruscos de temperatura. ""A todas estas personas les encantaba jugar a los videojuegos, así que encendían y apagaban esta cosa, y cuando se encendía y apagaba, se producían todo tipo de tensiones", comenta Holmdahl.

Una vez detectado el problema, no solo había que solucionarlo y poner de nuevo en marcha la línea de producción, había que dar un paso adelante de cara al usuario y asumir los costes de envío y reparación de todas las consolas afectadas. Aunque no iba a salir barato. Fue un problema que casi se lleva por delante Xbox, aseguró Peter Moore, responsable de la marca en aquel entonces. Si no era por credibilidad, sería por dinero. "En el momento en que analizamos el coste de las reparaciones, las ventas perdidas que tomamos en cuenta, teníamos un problema de 1,15 mil millones de dólares".

Gears of War 6 tardará bastante en llegar y este es el motivo

La buena noticia es que Steve Ballmer, presidente de Microsoft en esa época, dio luz verde a la partida y Xbox pudo poner en marcha las reparaciones. Aumentó la garantía en dos años a todas las consolas Xbox 360 y mantuvo su política de reparaciones gratuitas, sin pruebas ni preguntas, hasta 2011.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti