Close Button
Compartir

Tras su estreno en PlayStation 4, llega el Dios de la guerra a PC.

Tras el lanzamiento de Horizon Zero Dawn y Days Gone, el siguiente elegido para salir de su exclusividad de la consola PlayStation ha sido God of War, un lanzamiento muy esperado y que seguro llega con muchas ganas a los usuarios de PC.

God of War fue lanzado el pasado 20 de abril de 2018 para PlayStation 4 y realizado por Santa Monica Studio, uno de los bunkers insignia dentro de los estudios que trabajan para ofrecer sus juegos en la consola PlayStation. Este port no ha sido realizado por la propia Santa Monica, el estudio encargado ha sido Jetpack Interactive que ha trabajado en otros títulos como Dark Souls 2. ¿Habrá conseguido llegar a las cotas de calidad que se espera de un título tan importante como este? Os lo contamos en este análisis de God of War para PC.

Padre e hijo

Dejando su pasado atrás y dispuesto a escoger un camino diferente, nos encontramos con un Kratos que ha sido golpeado por el paso de los años y en los que ha formado una familia. Apartado del mundo y con una nueva vida, ocultando lo que para él ahora es una vergüenza, decide seguir un camino de la redención en la que está dispuesto a crear nuevos lazos. Dejamos atrás al Dios de la guerra para encontrarnos a un padre junto a una historia más adulta y madura, donde veremos inseguridades, miedos y amor para proteger lo que es importante para él.

La historia comienza con la muerte de la mujer de Kratos, una guerrera que empuñaba un hacha helada, y la cual ha dejado de herencia a su marido para que proteja al hijo que tienen en común, Atreus. Un joven que ha pasado una gran parte de su vida encerrado junto a su madre a causa de su enfermedad, un chico que ha vivido casi sin el referente de su figura paterna y que ha sido criado y enseñado por su madre.

Cuestiones de familia

Cuestiones de familia

El último deseo de esta guerrera fue que se lanzaran sus cenizas sobre el pico más alto del mundo. Con el dolor aún en sus corazones, padre e hijo deberán de trabajar juntos, aprender a convivir, aprender uno del otro, por un objetivo en común, cumplir el deseo de la persona que más querían. Atreus en esta aventura es un elemento esencial, tanto que, sin él, nos hace pensar que sería imposible llegar hasta nuestro destino. Gracias a este podremos desvelar enseñanzas ocultas y caminos que no podríamos cruzar por nosotros mismos. Incluso, tenemos un diario que irá escribiendo Atreus donde siempre dejará claro cuanto amaba a su madre y cuanto la echa en falta en esta aventura junto a este gran desconocido, que al fin y al cabo es su padre.

Un viaje repleto de peligros, secretos y obstáculos que juntos resolverán. Un viaje en el que Kratos deberá abrazar su pasado para proteger su futuro. Al final el poder de destruir puede ser el poder de proteger.

Nos encontraremos una historia más madura

Nos encontraremos una historia más madura

Un camino que juré enterrar, pero que hoy debo desenterrar

No os asustéis por todo lo dicho anteriormente, si queréis ver a todo un Dios de la guerra, también lo veréis, aunque nuestro Kratos esté más mayor, su fuerza no ha disminuido y las tortas y desmembramientos estarán a la orden del día, al fin y al cabo, tenemos que enseñar a nuestro hijo a luchar como un Dios.

Tendremos que controlar a Kratos y al mismo tiempo dar órdenes a nuestro hijo que nos ayudará en el combate. Nosotros con el hacha que podremos arrojarla o que nos servirá congelar diferentes mecanismos, un escudo o nuestros propios puños y Atreus con su arco y una pequeña daga. Conforme la historia continue conseguiremos más armas al igual que conseguiremos mejoras para el arco que serán esenciales para continuar en la aventura.

La progresión de nuestros dos personajes es importante y para ello tendremos diferentes arboles de habilidad, en los que iremos desbloqueando a través de los puntos de experiencia ganados en las batallas nuevas habilidades para el combate.

No ha perdido su esencia

No ha perdido su esencia

Especificaciones para PC

Hemos jugado en un portátil con estas características Inter Core i7-8750H, 16 GB de RAM, GEFORCE RTX 2060 y la resolución que hemos usado ha sido de todos los apartados gráficos (calidades de texturas y modelados, filtrado anisotrópico, sombras, ambiente, reflejos y oclusión ambiental) en alto, aunque podéis configurarlos hasta en ultra, pero si no os convence esto, también se pueden personalizar cada uno de estos ajustes gráficos.

En cuanto al tema de los fps, dependiendo de la zona la cosa iba variando, por ejemplo, donde más iban subiendo y bajando era en la zona de mundo abierto, mientras estamos navegando con nuestra balsa, mientras que en las zonas más cerradas se mantenían más estables. El juego nos deja limitar los fps hasta los 120, aunque nosotros lo teníamos limitado hasta los 60 y nunca se ha mantenido en estos, quedando un poco por debajo.

Tendremos más opciones para sacarle todo el partido a nuestro juego; como la opción de seleccionar que porcentaje queremos tener activo del desenfoque del movimiento o ajustes más avanzados. Dentro del escalado de la resolución tenemos una opción que nos ha sido esencial para conseguir unos mayores fps, el DLSS o la escala del renderizado. Si podéis activar la opción DLSS notareis una gran mejora, por lo que no la dejáis pasar. Para que os hagáis una idea de cuales son todas las especificaciones os dejamos con una imagen más abajo.

Por otro lado, si queréis jugar con teclado y ratón, el juego cuenta con muchas opciones de configuración, aunque en lo personal hemos preferido jugar a través de un mando (DualSense, mando de Xbox Series) que se adaptaba perfectamente al juego.

Estas son las opciones para sacarle todo el partido a nuestro juego

Estas son las opciones para sacarle todo el partido a nuestro juego

Conclusiones

En definitiva, si no pudisteis disfrutar de God of War en PlayStation 4 o simplemente os apetece volver a revivir este viaje, el juego es muy recomendable. Uno de los imprescindibles de la generación anterior y que viene con unas mejoras notorias, se convierte en otro de los títulos imprescindibles para tener en nuestra biblioteca digital.

El juego a pesar de tener una historia dura no duda de brillar en cuanto a su apartado artístico brindándonos unos entornos realmente bellos, repletos de color o simplemente entornos que invitan a ser explorados, ya que sí, podremos explorar por este vasto mundo para poder hacernos con el 100% del juego y encontrar tanto misiones secundarias como tesoros ocultos.

A pesar de tener grandes combates extremadamente épicos, el juego a mi parecer peca de que los enemigos que nos iremos encontrando por todo el juego son muchos modelos repetidos, se nota que donde han querido poner toda la carne en el asador es en los grandes combates. Las batallas son fluidas, brutales y salvajes y Atreus, a pesar de lo que pudiera pensar su padre en un primer momento, es de gran ayuda y para nada un estorbo.

God of War llega totalmente en español, tanto textos como las voces, voces que cumplen de sobra y que si sois partidarios de escuchar las voces en su idioma original siempre estarán ahí.

Si tenéis alguna duda para emprender este viaje, no lo dudéis y disfrutad de esta vuelta de tuerca dentro de la saga God of War, descubre a un nuevo hombre el cual ahora tiene algo por lo que luchar, un Dios que se convierte en más humano que nunca, a través de sus emociones.

Hasta que el Ragnarök llegue

Hasta que el Ragnarök llegue

Temas relacionados: Análisis

Compartir
Disney+ logo
¡Estamos en Google News! Seguir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!