Razer Huntsman Mini Analog, análisis: a veces menos es más

La conocida marca de productos gaming amplía su catálogo con un teclado de pequeñas dimensiones.

Razer Huntsman Mini Analog, análisis: a veces menos es más

Innovar en el mundo de los teclados gaming no es fácil, hay mucha competencia y podríamos decir que está todo inventado. No obstante, poco a poco están saliendo teclados más pequeños que tienen muchas menos teclas. Si bien están los de tamaño completo y con factor de forma 80 %, como el Razer Huntsman Tournament Edition, no cabe duda de que los teclados 60 % vienen pisando fuerte. Sin ir más lejos, y sobre esto último, hoy el protagonista es el nuevo Razer Huntsman Analog Mini.

Razer también se ha subido al carro de los teclados 60 % y ha lanzado el Huntsman Analog Mini, aunque no es primero que sacan en este formato. Podríamos decir que no es un teclado para todo tipo de usuarios, aunque esto salta a la vista. Por cierto, que su tamaño no te engañe, es pequeño pero matón. Dicho esto, Razer nos ha dejado probar el teclado unos días, así que, sin más demora, pasemos al análisis.

Razer Huntsman V2 Analog, análisis: teclado gaming prémium con switches ópticos analógicos

Especificaciones técnicas

Razer Huntsman Mini Analog
Teclado con factor de forma 60 %
Iluminación Razer Chroma RGB con 16,8 millones de colores
Switches Razer Analog Optical
Memoria híbrida (permite guardar hasta 5 perfiles)
Conectividad vía USB
Keycaps PBT de doble inyección
Polling Rate de 1000 Hz
Teclas programables y grabación de macros
Antighosting y modo juego

Desempaquetado y experiencia de uso

La presentación de un producto es muy importante, y aquí Razer sigue en su línea, manteniendo el diseño de siempre tan característico de la marca. Al abrir la caja lo primero que vemos es el teclado en una bolsa de plástico. El manual de usuario viene en un pequeño compartimiento junto al papel de la garantía. Por último, oculto bajo un protector de cartón está el cable USB tipo C a USB tipo A.

Huntsman Mini Analog - Presentación

La caja del Huntsman Mini Analog muy compacta.

Una vez sacamos el teclado de la caja y lo tenemos en nuestras manos se siente un producto de calidad, de buena construcción y muy compacto. No obstante, no es muy pesado, más bien todo lo contario. Al echar un vistazo a las teclas, lo primero que llama la atención es que es un teclado que no tiene la tecla Ñ, y la distribución es ANSI US. La base del teclado es de aluminio, mientras que el resto es plástico.

Teclado Huntsman Mini Analog

El nuevo teclado de Razer tiene un factor de forma de 60 %.

Las teclas son de doble inyección y PBT, así que destacan por su durabilidad. Cabe mencionar que son agradables al tacto. Al igual que en la mayoría de teclados de Razer son extraíbles. Esto quiere decir que podemos cambiar los keycaps por si los quieres de otro color.

Huntsman Mini Analog - Perfil derecho

Razer ha optado por el aluminio y el plástico a la hora hacer el Huntsman Mini Analog.

Uno de los puntos fuertes del Razer Huntsman Mini Analog son los switches ópticos con puntos de acción variable. El recorrido puede ser ajustado a tu gusto, siendo 1,5 milímetros el mínimo y 3,6 milímetros el máximo. A nivel de ruido no hacen mucho, aunque tampoco llegan a ser silenciosos.

Switches - Huntsman Mini Analog

Los switches Razer Analog Optical tienen una vida útil de 100 millones de pulsaciones.

Si damos la vuelta al teclado encontramos cuatro patas de goma para mejorar la sujeción sobre la mesa. Además, también cuenta con otras cuatro patas de plástico (dos a cada lado) que sirven para inclinarlo. Permite dos niveles de inclinación.

Huntsman Mini Analog - Parte inferior

El Huntsman Mini Analog es ajustable en inclinación mediante dos pequeñas patas.

Como puedes ver, es un teclado muy completo, y no es para menos si tenemos en cuenta que podríamos considerar de gama alta.

Experiencia de uso

El teclado que suelo usar normalmente es el Razer BlackWidow V3, de tamaño completo, por lo que acostumbrarme al Razer Huntsman Mini Analog no ha sido fácil. Durante las primeras horas de uso me equivocaba de vez en cuando al teclear. También echaba en falta las teclas de dirección, por no hablar del tamaño de la tecla enter, aunque esto último es un mal menor.

Diferencia tamaño Huntsman Mini Analog vs BlackWidow V3

La diferencia de tamaño respecto a un teclado de tamaño completo es considerable.

Al tener muchas menos teclas aquí hay que hacer combinaciones para casi todo, y esto requiere un periodo de adaptación. Por ejemplo, para subir el volumen de los altavoces hay que pulsar FN + W, FN + 1 sería el equivalente a pulsar F1 y FN + . (punto) es igual a pulsar el botón pausa.

En mi caso, que no solo uso el teclado para jugar, sino también para trabajar, pude comprobar de primera mano que no está hecho para mí. Esto no lo digo como algo negativo. Está claro que es un teclado enfocado 100 % al gaming. Sin embargo, si fuera un teclado de tamaño completo podría usarlo a diario. Los switches ópticos que lleva me parecen de lo mejor que hay, y como dije antes, es posible ajustar el recorrido. La sensación al teclear es muy buena.

Punto de accionamiento - Razer Huntsman Mini Analog

Con el software de Razer puedes cambiar el punto de accionamiento entre 1,5 y 3,6 milímetros.

Es hora de hacer un alto en el camino para hablar un poco más de los switches analógicos. Se regulan desde la aplicación Razer Synapse y apenas lleva unos segundos. Si pones un punto de accionamiento bajo se consigue un tiempo de respuesta más rápido y esto se nota mucho en los juegos competitivos. Pero esto no es todo, también está el accionamiento de dos pasos. Sirve para asignar dos funciones en una. Es muy útil en aquellos juegos donde pueden usarse combinaciones de teclas, por ejemplo, World of Warcraft.

Software Razer Synapse

Hablar de un teclado de Razer no se entiende sin hacer lo mismo de Razer Synapse, un software que va unido de la mano, o casi siempre, de los periféricos de la marca. En esta ocasión no iba a ser menos. Este nuevo teclado es compatible con dicho programa y la instalación del mismo es imprescindible para sacarle el máximo partido.

Software Razer Synapse - Huntsman Mini Analog

Huntsman Mini Analog es compatible con Razer Synapse.

Razer Synapse permite crear nuevos perfiles y editar los existentes. Podemos crear un perfil para nuestros juegos favoritos (hasta 5) y luego ir cambiando sobre la marcha. También es posible deshabilitar ciertas teclas por si las pulsamos sin querer mientras jugamos. Por ejemplo, la tecla Windows. Luego hay otra cosa muy interesante, la asignación de teclas para emular los controles de un mando.

Software Razer Synapse - Huntsman Mini Analog

Desde Razer Synapse puedes crear y guardar nuevos perfiles.

Ajustar el nivel de brillo, apagar la iluminación, elegir entre varios efectos predefinidos y mucho más. Hacer todo esto es muy fácil y rápido. Por si fuera poco, otra de las cosas que permite Razer Synapse es crear y personalizar nuestros propios efectos con Chroma Effects. Estos efectos se aplican automáticamente a todos los dispositivos Razer Chroma que tengamos.

Razer Synapse iluminación- Huntsman Mini Analog

Todo lo relacionado con la iluminación se controla desde Razer Synapse.

Razer lleva años apostando por este software y con el tiempo y muchas actualizaciones lo han ido puliendo hasta lo que es hoy en día. En este sentido han hecho un gran trabajo.

¿Merece la pena el teclado Razer Huntsman Mini Analog?
A favor
  • Buenos acabados
  • Iluminación Razer Chroma RGB
  • Interruptores (switches) de buena calidad que permiten ajustar su recorrido
En contra
  • Precio elevado (159,99 euros)
  • No está disponible con distribución ISO ES
ConclusionesEstamos ante un teclado gaming que no decepciona. Es ergonómico, muy personalizable, bastante pequeño y de buena calidad. La guinda del pastel la ponen los interruptores analógicos que son todo un acierto por su buen comportamiento. Esto hace que sea un producto que merece la pena tener en cuenta. Tiene muchas más luces que sombras. Sobre esto último, lo único que puede echar para atrás a la hora comprarlo es el precio y que no tiene distribución ISO ES, así que te puedes olvidar de la tecla Ñ. Sin embargo, también es verdad que la ausencia de dicha tecla tampoco es muy importante al estar hablando teclado que ha sido diseñado para jugar.
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti