Impresiones finales de Triangle Strategy - Mucho texto y pocas nueces

Triangle Strategy llegará el 4 de marzo a Nintendo Switch, pero ya podemos ofrecerte nuestras primeras impresiones del juego.

Impresiones finales de Triangle Strategy - Mucho texto y pocas nueces

Nintendo Switch cuenta con uno de los catálogos más completos y prometedores en lo que respecto a las consolas de la compañía japonesas. Como bien es sabido, Nintendo acostumbra a tener una férrea presencia de títulos de corte RPG y uno de los más destacados en la máquina actual fue Octopath Traveler, una maravillosa aventura que impresionó por su apartado artístico, regresando a la época de los 16 bits y el pixel art que tantas buenas aventuras nos entregó en el pasado. Ahora, a modo de sucesor espiritual, la propuesta llega con una nueva aventura.

Triangle Strategy es la nueva apuesta de Artdink y gracias a Nintendo hemos podido disfrutar en los últimos días de sus primeros compases, previos al análisis del título. De este modo, hemos podido navegar entre los tres primeros episodios del juego y dilucidar qué puede esperarnos en esta ocasión y si se acerca a lo visto en su anterior título. Cabe destacar que esto son unas impresiones muy prematuras de Triangle Strategy y que lo escrito en estas líneas puede cambiar radicalmente en los próximos días. Por lo tanto, recomendamos paciencia a la hora de juzgarlo, tal y como vamos a tener en este texto.

La lucha entre tres reinos

Triangle Strategy centra su historia en tres casas con sus propios reinos y en sus integrantes. Las tres naciones han sido enemigas durante muchos años, protagonizando grandes guerrras, pero se ven obligadas a firmar un tratado de paz para compartir elementos tan indispensables como la sal y el hierro. Así es como se presenta el título de Nintendo Switch aunque, como estarás intuyendo, la cosa no queda en lo mencionado, sino que la trama se va envolviendo sobre sí misma hasta enredarse de manera mucho más interesante y adecuada a un título de corte RPG.

Triangle Strategy para Nintendo Switch

Lo importante es la historia: coge papel y lápiz, los puedes necesitar

triangle strategy

Triangle Strategy es un juego algo denso, no se puede negar. La introducción de su mundo y lo que ocurre en él es muy pausada y requiere de tiempo para entenderse y comprender qué está pasando. Del mismo modo, aparecen muchos personajes en los primeros compases, por lo que es casi una necesidad familiarizarse con ellos cuanto antes y entender sus propósitos y objetivos. Algo en lo que el jugador puede influir de manera directa, ya que las decisiones del personaje principal, Serenoa, de la casa Wollfort, pueden resultar vitales para aumentar sus atributos y mejorar las relaciones con el resto de personajes.

No obstante, impacta la falta de ritmo con la que se inicia este periplo, porque las líneas de texto se suceden durante minutos sin que haya prácticamente nada más que hacer que leer lo que se está contando. No voy a negar que la historia de Triangle Strategy es interesante y que comienza a sentar sus bases de un modo que invita a pensar al jugador e internarlo por completo en su mundo, pero no resulta más una experiencia interactiva que jugable, prácticamente. Algo que espero que dé un vuelco radical con el paso de las horas, cuando la historia ya comience a ofrecer sus giros y momentos de gran relevancia.

De este modo, introducirse en el título puede resultar abrumador, por la presencia de muchos personajes como avanzábamos anteriormente, y por todo el tiempo que pasa entre un momento de acción y otro. Porque, en este sentido, Triangle Strategy tampoco dispone de un elemento de exploración destacable, ya que incluso las tareas secundarias pueden llegar a basarse en escenas de vídeo y texto ajenas a la aventura principal, sin dejar apenas acción al jugador. Sin embargo, cuando toca ponerse el traje de faena, el título cumple a las mil maravillas.

Un sistema de combate fantástico: una delicia para los amantes de lo táctico

triangle strategy mapa

Teniendo en cuenta que los momentos de exploración en Triangle Strategy son prácticamente testimoniales (se basan en una pequeña porción de terreno que se puede visitar para añadir más conversaciones o buscar objetos ocultos), lo importante en términos jugables de estos primeros compases son los combates. Y, aunque he tenido la ocasión de disfrutar de meno momentos de este calibre como me hubiera gustado, lo cierto es que son tremendamente entretenidos y saben sacarle el máximo partido a sus mecánicas.

En Triangle Strategy, los diferentes personajes de los que dispone el jugador se sitúan en un entorno dividido por casillas, prácticamente como si fuera un tablero de ajedrez. De este modo, el jugador ha de colocarlos como crea preciso para su desempeño y, al mismo tiempo, elegir la orientación hacia la que van a mirar. Esto es clave, porque los golpes por la retaguardia siempre son críticos y pueden resultar determinantes para el desenlace de la batalla. Así pues, la táctica está medida hasta el milímetro para que cada movimiento cuente y no quede en saco roto.

Lo más interesante en este sentido es que los personajes pueden tener una movilidad limitada, de nuevo, como si fueran piezas de ajedrez. Por lo que hay que medir con exactitud la distancia a la que se pueden mover, a la que alcanzan sus golpes y hechizos y, al mismo tiempo, prever el turno del rival para intentar evitar sufrir mayores daños de los deseados. Esta distribución es crucial y hace que los combates se extiendan en el tiempo mientras se intenta encontrar la configuración exacta. Por otro lado, se puede crear una encerrona contra un enemigo, interponiendo a dos personajes entre él y pudiendo asestar un golpe doble en cada turno. Desde luego, una auténtica delicia a nivel táctico.

triangle strategy combate

Por supuesto, los componentes RPG están presentes y brillan con luz propia. Hay personajes destinados al ataque físico, otros que son expertos en magia, en curación e incluso para atacar a distancia. Todo ello ha de tenerse en cuenta, pero hay un elemento que destaca por encima del resto: las diferentes alturas. Este tablero ficticio del que hablo no es plano, sino que cuenta con diferentes elevaciones de terreno en las que los personajes también pueden situarse. Hay que saber jugar con estas alturas, porque un ataque desde arriba puede ser mucho más poderoso e impedir los ataques que llegan desde abajo. Lo cierto es que es un añadido de lo más interesante y que le da mucho dinamismo a las batallas, por lo que estoy deseando explorarlo más a fondo en otras trifulcas más adelante, de cara al análisis del juego.

Por último en este sentido, Triangle Strategy también incluye un campamento en el que se pueden mejorar tanto a los personajes y sus atributos como a las armas, por lo que es un lugar en el que se pueden invertir grandes horas para configurar al equipo y a las tropas de la manera más óptima y que mejor se adapte al modo de juego de cada uno. En términos de personalización, el título también cumple de manera notable.

Un estilo visual asombroso: un diorama en movimiento

triangle strategy personaje

Donde sí que raya la perfección es en el apartado artístico. Triangle Strategy es un juego absolutamente bello y que traslada la magia de los 16 bits a la actualidad de un modo excepcional. Los entornos parecen sacados de un diorama cuidado hasta el más mínimo detalle y que rezuma belleza por los cuatro costados. Resulta realmente difícil no maravillarse con el mundo que ha creado el equipo de Artdink en esta ocasión, haciendo gala de una originalidad y personalidad propia que consigue destacarse más allá de lo que se pudo ver en Octopath Traveler.

Es uno de los aspectos más destacables del título, ya que es lo que más ha llamado la atención de los jugadores desde su anuncio y puedo afirmar sin miedo a equivocarme que no defrauda en ningún momento. Tal vez le pese en demasía que se utiliza en exceso el mapa para presentar ciertos movimientos de la historia, pero eso también permite ver con mucha más resolución a los personajes, los cuales también cuentan con diseños cuidados y muy interesantes. Nada que objetar del excepcional trabajo realizado en este aspecto, al menos en lo que respecta a los tres primeros capítulos de los que se nos permite hablar en estas impresiones.

Triangle Strategy para Nintendo Switch

Otro de los aspectos que destaca con acierto es la banda sonora. Triangle Strategy sorprende con auténticos temazos que se adaptan perfectamente al universo que se presenta y que facilitan al jugador la tarea de inmersión en el mismo. Tocará avanzar para saber cómo se desenvuelve en las batallas clave, pero hasta el momento la experiencia es muy satisfactoria.

Las cosas de palacio van despacio

triangle strategy

Por el momento, las impresiones que me ha dejado Triangle Strategy son poco concluyentes. De igual modo que no se puede juzgar un libro por su portada, tampoco se puede hacer lo mismo con un juego por sus primeros compases. Bien es cierto que me he invertido más horas leyendo detenidamente todos los entresijos de la historia que jugando, pero hay que tener paciencia con una propuesta que apunta a ser mucho más profunda y extensa. Tocará esperar unos días para poder emitir un veredicto final del nuevo título surgido de la alianza entre Nintendo y Square Enix, pues, por el momento, aún no han terminado de repartirse las nueces.

Este artículo sugiere de forma objetiva e independiente productos y servicios que pueden ser de interés para los lectores. Cuando el usuario realiza una compra a través de los enlaces específicos que aparecen en esta noticia, Alfa Beta Juega percibe una comisión. Únete al canal de chollos de Alfa Beta Juega para enterarte de las mejores ofertas antes que nadie.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti