Close Button
Compartir

Todo empezó medio como una broma...

Un artículo sobre "Dragon Ball Z" en "House of 1000 Manga" de James Thompson que ilustró de manera muy diferente la manera en que Akira Toriyama se planteó la creación de la franquicia (o, más bien, la falta de visión que tuvo), pero no es su culpa. No planeaba que su franquicia creciese de la forma en que lo hizo, más aún por que su talento en realidad no se centra en la acción, sino en la comedia.

Mucho antes de que su obra creciera como espuma en el mar, un Toriyama veinteañero, que vivía con sus padres en el campo, dibujó su primera comedia exitosa: "Dr. Slump". Una obra honesta que buscaba retratar historias pequeñas, más parecidas a historietas cómicas de Condorito o Mortadelo y Filemón que a One Piece. De hecho, en una entrevista con la mangaka Rumiko Takahashi, creadora de Inuyasha y de Ranma ½, Akira Toriyama confiesa qué fue lo que lo llevó a convertirse en dibujante de mangas. "Para ser honesto, sólo quería el premio de 100.000 yenes".

dr slump dragon ball

Gracias al éxito de Dr. Slump es que Dragon Ball tuvo la oportunidad de recibir la atención de la shonen jump.

Para ese entonces, Akira Toriyama había dejado su trabajo como diseñador y estaba buscando algo que hacer. Mientras leía cómics en una cafetería, se encontró con una revista que ofrecía un premio de 500.000 yenes a los nuevos artistas y vio su oportunidad de oro. Toriyama trabajó duro para armar algo, pero no cumplió con la fecha límite. Su último recurso fue una nueva competencia mensual en la revista Weekly Shōnen Jump que prometía 100,000 yenes. Era mucho más difícil vivir con 100.000 que con 500.000, pero Toriyama estaba arruinado y empezó a nacer la idea de Dragon Ball.

En cuanto el editor de Shōnen Jump, Kazuhiko Torishima, vio el arte de Toriyama, se emocionó de inmediato, pues tenían gustos similares y perspectivas parecidas. Toriyama estaba mucho más familiarizado con las películas de acción de Hong Kong y las películas de Hollywood que con el manga contemporáneo. De hecho, Torishima habla con cariño de artistas como Keiko Takemiya y Mitsuru Adachi, pero confiesa que pocos de los artistas de Shōnen Jump en ese momento hicieron mucho por salir adelante. Si bien vio "un destello de talento" en las presentaciones de Toriyama, aún rechazó su producción una y otra vez. Toriyama tardó hasta 1980 en conseguir su primer éxito: "Dr. Slump", la historia del perezoso científico Dr. Senbei y su súper fuerte robot hija Arale. Esta aventura llena de comedia logró lo que ninguna otra obra hasta ese momento: pavimentar el camino para Toriyama.

El inicio de Dragon Ball

En una entrevista que conmemora el 50 aniversario de Shōnen Jump, Toriyama se muestra modesto sobre su arte. Por ejemplo, las transformaciones de Goku tan conocidas tenían un divertido origen: "Entintar su cabello fue un gran dolor". La falta típica de fondos: "Cortarlos y aplicarlos es un fastidio". Toriyama es un caricaturista legendario, pero insiste en que su uso de la exageración fue para compensar sus debilidades como artista, en esencia, Dragon Ball es un manga de acción dibujada por un caricaturista. "Cuando empecé, ni siquiera entendía los músculos o las articulaciones. Mientras dibujaba, pensé: '¡Ay, fingiré esto!'". La única habilidad en la que Toriyama reconoce que es bastante bueno es dibujar animales.

Por esta razón es que en Dragon Ball hay tantos personajes animaloides (incluso, podríamos decirles furry), como el propio presidente del mundo. Menciona que cuando era niño en el campo, pasaba el tiempo leyendo "libros de referencia ilustrados sobre animales, pájaros y peces hasta que [se separaron]". Esta experiencia se manifestaría no solo en "Dragon Ball" y "Dr. Slump", sino también en sus contribuciones al bestiario de la serie de videojuegos "Dragon Quest".

dragon ball super

Dragon Ball Super: Super Hero, la última película de la franquicia, demuestra que el éxito de esta obra sigue vigente.

La falta de formación formal en manga de Toriyama hizo que encajara perfectamente en una revista dirigida por editores como Shōnen Jump. Pero no podemos descartar las propias capacidades de Toriyama como artista. Los artistas de manga generalmente confían en un equipo de asistentes para ayudarlos a cumplir con los plazo, sin embargo el propio artista trabajaba con un solo asistente en ese momento.

Aun cuando Dragon Ball comenzó a emitirse en Occidente y se convirtió en un fenómeno global, nunca perdió del todo el espíritu que tuvo "Dr. Slump". Como dijo Jason Thompson en "House of 1000 Manga", "lo mejor de Dragon Ball es que es un manga de acción dibujado por un artista de manga de broma". Los guiones gráficos y las bromas visuales de las que Toriyama fue pionero en "Dr. Slump" se utilizan con gran eficacia en "Dragon Ball".

Los primeros volúmenes tienen muchos animales y máquinas fantásticos, e incluso las historias serias que vienen después se beneficiaron del amor de Toriyama por frustrar las expectativas del lector. Pero con el tiempo, todo fue perdiéndose: La escalada de poder de las batallas aumenta a tal grado que muchos de los amigos de Goku se vuelven obsoletos e irrelevantes hasta que llegamos a Dragon Ball Super. Sin embargo, esto mismo ha hecho que continúe creciendo hasta la actualidad, así que podemos esperar que siga por este camino de acción ahora que parece que Toyotarou será la cabeza del proyecto y Toriyama planea retirarse.

Temas relacionados: Dragon Ball

Compartir
Disney+ logo
¡Estamos en Google News! Seguir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!