Call of Duty podría dejar de lanzar una entrega por año

Call of Duty podría dejar de lanzar una entrega por año

La compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft está suponiendo toda una revolución entre los jugadores por las consecuencias que puede conllevar. Un ejemplo sería si los juegos de Activision seguirán llegando a PlayStation y otro si Microsoft va a tratar las sagas de la compañía de la misma manera.

El medio Bloomberg ha explicado que la adquisición podría afectar a la estrategia comercial de Activision Blizzard. Por ejemplo, Call of Duty ha recibido una nueva entrega todos los años sin falta, lo que ayudó a que la serie vendiera más de 400 millones de unidades a día de hoy. No obstante, esta producción masiva ha generado horas extraordinarias brutales para los trabajadores de empresas como Treyarch e Infinity Ward, algo que podría cambiar ahora...

Call of Duty se despediría de tener una entrega anual

Cargos superiores de Activision han discutido alejarse del lanzamiento anual de Call of Duty según ha podido saber la fuente. Aunque no se ha decidido nada, muchos desarrolladores de la franquicia creen que lanzar juegos a un ritmo más reducido complacerá a los jugadores y ayudará a reforzar la franquicia, particularmente después del débil lanzamiento de Call of Duty Vanguard el año pasado, que vendío un 36% menos que la entrega pasada en países que registran grandes números como Reino Unido.

Al creador original de Xbox no le hace mucha gracia la compra de Activision Blizzard

Desde luego, la ralentización del calendario de lanzamiento de Call of Duty aligeraría las intensas cargas de trabajo de los desarrolladores y podría brindar nuevas oportunidades para que los creadores de juegos de Activision trabajen en otros títulos. La división de Blizzard también podría beneficiarse cultural y estratégicamente de la adquisición si estos cambios se aplican, aunque estamos hablando de decisiones que no se toman a la ligera, pues implican estudiar a largo plazo las consecuencias que tendrá en diferentes vertientes. ¿Qué acabará sucediendo?

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti