El jefe de EA aclara los rumores de venta de la compañía

EA no está a la venta, al menos de momento.

El jefe de EA aclara los rumores de venta de la compañía

Tras la multimillonaria compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft por casi 70 mil millones de dólares, durante los últimos meses no han parado de circular rumores sobre otras grandes compañías del sector que podrían tener interés en ser adquiridas o son objeto de deseo de alguna otra. Es el caso de compañías como Square Enix, Ubisoft o EA, aunque solo esta última parece haber dejado clara su postura al respecto.

Andrew Wilson, actual CEO de Electronic Arts ha tomado una vía poco habitual entre los grandes directivos de la industria, responder rumores sobre intenciones de compra. Wilson tranquilizó a los inversores durante la llamada con motivo del último informe fiscal de la compañía, no hay intenciones de vender EA.

El jefe de EA aclara los rumores de venta de la compañía

EA es una de las grandes compañías americanas de la industria del videojuego

Electronic Arts no podría "estar en una posición más sólida como empresa independiente" de lo que es actualmente, aseguró Wilson a los inversores (vía GameRant). "Nos sentimos muy confiados y emocionados", afirmó alejando cualquier duda de que la compañía podría ser comprada a corto o medio plazo.

La compañía espera seguir fortaleciendo su posición en el sector gracias a sus próximos juegos como servicio, como FIFA 23 y EA Sports FC a partir de la temporada 2023-2024, cuando también EA Sports patrocinará La Liga en España. En cuanto a juegos narrativos para un jugador, Star Wars Jedi: Survivor encabeza la lista de EA.

FIFA 23 recupera la licencia de la Juventus tras tres años de ausencia

¿Quién podría comprar Electronic Arts?

En un hipotético caso de compra, no sería cosa sencilla hacerse con EA. Al contrario que otras compras recientes, se trata de una gran compañía con decenas de estudios, IPs y centenares de trabajadores. Sería equivalente a la compra mil millonaria de Activision Blizzard por parte de Microsoft. Lo que le ha costado a los de Redmond, de momento, una exhaustiva investigación internacional y reproches por parte de su competencia directa. En principio, pocos agentes de la industria podrían hacer frente a una adquisición así.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti