Un revendedor de PS5 y Xbox Series X se jacta de sus prácticas: "estoy creando jóvenes emprendedores"

Mala hierba nunca muere.

Un revendedor de PS5 y Xbox Series X se jacta de sus prácticas: "estoy creando jóvenes emprendedores"

En muchos aspectos podemos decir que vivimos un buen momento para los videojuegos: los títulos indies cada vez copan más cuota de mercado, muchos de los juegos grandes se están sabiendo renovar de un modo apasionante, y las posibilidades de la nueva generación ofrecen un nuevo techo de posibilidades en cuanto a rendimiento. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, ya que, a raíz de la pandemia vigente desde 2020, las consolas de nueva generación, con escasez de stock, se han convertido en presa de especuladores que se lucran revendiendo consolas por encima de su coste. Tal es la fiebre actual que la línea de especulación se está convirtiendo, en ciertos casos, en una pirámide.

Probablemente, a más de uno le salta las alarmas si hablamos de dinero y pirámide, ya que el concepto de "estafa piramidal" está bastante arraigado socialmente, pero es literalmente lo que podemos encontrar cuando buscamos consolas Next-Gen. El portal anglosajón VGC, de hecho, menciona el caso de Jack Bayliss, un hombre que dedica su tiempo a buscar stocks de consolas disponibles en tiendas. Cuando los encuentra, lo comunica en un canal de comunicación al que la gente puede acceder suscribiéndose por 30 libras al mes.

Pues bien, alguno puede pensar que habría que estar muy desesperado para pagar por conocer stock, pero nos queda un eslabón más. En este canal de suscripción se registran usuarios especuladores, que compran todas las consolas que pueden para después revenderlas con sobreprecio. Nos parecerá una locura, pero Bayliss cuenta con más de 1.500 suscriptores que, a 30 libras por cabeza, le supone ganar hasta 45.000 libras esterlinas a comienzos de cada mes. Por supuesto, este señor se jacta de sus prácticas diciendo con sorna cosas como "estoy creando jóvenes emprendedores" o "para mí, la consola es un lujo y pagar 100 libras de más es una diferencia marginal".

Desde luego, Jack Bayliss hace todas las acrobacias mentales necesarias para no sentir remordimientos por adulterar el libre mercado y privar de un producto en su precio legal a tantos potenciales clientes. Sin embargo, habiendo tantas personas que no titubean en fomentar el mercado negro, pagando más dinero del que vale una PS5 o una Xbox Series X, el problema no se solucionará hasta que las fábricas puedan cubrir de manera natural el tamaño de la demanda.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti