Impresiones de The Diofield Chronicle - Prometedora mezcla entre Fire Emblem y Final Fantasy

The Diofield Chronicle apunta maneras y se cuela en nuestros juegos más esperados de Square Enix.

Impresiones de The Diofield Chronicle - Prometedora mezcla entre Fire Emblem y Final Fantasy

Anunciado en marzo de este 2022 durante un State of Play, The Diofield Chronicle es el perfecto ejemplo de la Square Enix actual que desde hace un tiempo apuesta por diversificar su propuesta con lanzamientos quizá algo más modestos, pero dirigidos a un público muy concreto, mientras el resto de recursos se destinan a los grandes nombres de la compañía, como Final Fantasy. Razón por la que se deshizo de sus estudios e IPs occidentales.

Sobre el papel, The Diofield Chronicle tiene todos los ingredientes para triunfar, se trata de un RPG táctico en tiempo real o RTTB desarrollado en colaboración con Lancarse Ltd, estudio formado por veteranos de Final Fantasy y Fire Emblem, y se nota la experiencia, pero nunca es fácil lanzar una nueva IP. Yo ya he podido jugarlo un par de horas, y te cuento a continuación mis impresiones de esta prometedora propuesta.

Un nuevo universo de fantasía

The Diofield Chonicle tiene lugar en una nuevo universo de fantasía donde tres reinos entran en conflicto por el control del Jade, un mineral precioso y fuente de magia. En medio de esa guerra se encuentran nuestros protagonistas, un variopinto equipo que por diversas razones acaba en un grupo de mercenarios de élite que acepta contratos de las distintas facciones que conforman la isla de Diofield.

No es la premisa más atractiva del mundo y no es demasiado elocuente a la hora de contar su historia, pero brinda cierto trasfondo narrativo rico en facciones y relaciones diplomáticas a pesar de ser uno de los elementos menos interesantes del juego.

Algo que pasa en The Diofield Chronicle común en los nuevos mundos de fantasía es que desde bien pronto recibes un montón de nombres de personas, lugares y conceptos con los que el jugador aún no estás familiarizado, lo que puede llevar a una primera impresión algo abrumadora. A lo que hay que sumar un grupo de personajes protagonistas no muy carismáticos en estos primeros compases, aunque a nivel narrativo apuesta por mezclar cinemáticas 3D, secuencias 2D con ilustraciones de arte y conversaciones típicas de JRPG.

Captura de The Diofield Chronicle

También viene dado porque no es una aventura lineal al uso. Se divide en una exploración libre en tercera persona que se limita, al menos de momento, al cuartel de los mercenarios, donde puedes hablar con tus compañeros de equipo, comerciar, mejorar tu personaje, etc., y las misiones propiamente dichas en las que avanza la historia. Entre medias es donde suele tener parte la mayoría de escenas y diálogos.

Las misiones es donde cambia completamente la propuesta del juego. Pasamos de un juego en tercera persona a un RPG de vista isométrica con escenarios en forma de diorama similares a la estética de juegos como Octopath Traveler y otros juegos recientes de Square Enix de estética HD-2D, pero en 3D.

RPG en estado puro, encima táctico

Captura de The Diofield Chronicle

El sistema de combate es sin duda el gran atractivo de The Diofield Chronicle, donde se nota la experiencia del equipo de desarrollo. Es un sistema con cierta profundidad, pero que funciona de forma precisa y es lo suficientemente sencillo para hacerse con él en los primeros compases del juego.

Se trata de un sistema RPG táctico en tiempo real donde se puede parar la acción en cualquier momento para dar órdenes al equipo, como moverse a x posición, usar un objeto, una habilidad o los llamados orbes Magilumic, que vienen a ser invocaciones similares a las de la saga Final Fantasy (la primera es Bahamut) y su efecto es devastador. Se siente a medio camino entre un ARPG y un juego de estrategia en tiempo real (RTS).

Al ser en tiempo real, una vez fijado el objetivo, los personajes atacan de manera automática hasta que reciban otra orden y son atacados de la misma manera. Estos ataques simples no se pueden esquivar, pero si cabe la posibilidad de mover las tropas a otra posición cuando se avecinan ataques especiales que se marcan en el suelo con áreas de efecto.

Captura de The Diofield Chronicle

Esto hace que siempre tengas que estar atento a la acción y corregir las posiciones de los personajes de cuando en cuando para evitar males mayores y aprovechar sus habilidades. Por lo que yo haya visto, hay cuatro clases de personaje: soldado, caballero, arquero y mago. Cada uno con distintas habilidades y ventajas.

Aunque desde fuera pueda parecer algo caótica la interfaz de usuario con tanta línea, áreas de efecto y numeritos en pantalla, lo cierto es que la UI es bastante sencilla y muy fácil de entender de un vistazo. El menú táctico que para la acción también es muy claro y sencillo de usar, aunque la IA podría ser un poco más avispada a la hora de ponerse atacar de manera automática después de un desplazamiento corto.

Es un sistema sencillo de entender, y las primeras misiones de esta prueba son muy fáciles, pero si es verdad que cuando el juego aprieta puede volverse bastante exigente. Por ejemplo, yo morí una vez en la última batalla de la demo.

Captura de The Diofield Chronicle

Parte de la gracia de este sistema de combate está en la personalización y el progreso de personaje. En cuanto al equipo, la cosa es simple. Cada personaje dispone de un arma principal y dos huecos para accesorios que mejoran una de las estadísticas base, ya sea vida, técnica, etc.

Por otro lado está la progresión de personaje, que se divide en progreso individual y progreso general. En el progreso individual, podremos acceder a la ficha de cada personaje para mejorar algunas características pasivas, como reducir su consumo de magia o recibir más puntos de vida al curarse. El progreso general se hace a través de uno de los especialistas del cuartel, aunque es básicamente un sistema de árbol de habilidades para cada una de las clases de personaje que otorgan nuevas capacidades. En esta demo está bloqueado, pero más adelante contaría también con un sistema de mejora de armas y orbes Magilumic.

La moda de los dioramas volvió para quedarse

Captura de The Diofield Chronicle

A nivel técnico y visual, se trata de un juego atractivo. Está desarrollado en Unreal Engine 4, lo que se nota en el acabado general de modelados, iluminación, animaciones y nivel de detalle. También en el pequeño retardo en la carga de texturas. En PS5, la versión que yo he podido probar, contamos varios modos gráficos: en ambos casos 4K, pero pudiendo dar preferencia a la calidad o al rendimiento.

Las partes de movimiento libre en tercera persona dentro de la base son quizá las más vistosas por aquello de parecerse más a un juego Triple A, aunque el acabado final resulta algo plano y las animaciones de los personajes son un tanto artificiales en según que escenas, (sobre todo las animaciones faciales, casi inexistentes).

Sin embargo, son las misiones donde se aprecia mejor el arte y el potencial técnico del juego. Combina bien el arte 3D en forma de diorama con un diseño de escenarios con sentido táctico obra de Yuu Ohshima (Fire Emblem Awakening), y funciona bien en combate cuando hay decenas de efectos en pantalla. Al menos, en esta versión de PS5, es un juego bastante vistoso.

Captura de The Diofield Chronicle

Cabe destacar que, aunque los personajes están modelados en 3D, sus miniaturas en las conversaciones y el arte general de las secuencias de vídeo narradas que profundizan en el lore del juego cuentan con el arte de Isamu Kamikokuryo, ilustrador de Final Fantasy XII y XIII. Por lo tanto, cuenta con esa estética familiar de los juegos de Square Enix.

La banda sonora corre a cargo de Ramin Djawadi, que trabajó anteriormente en Juego de Tronos y Westworld, y la verdad es que no está nada mal. Te mete en la acción, es épica o triste cuando toca ser épico o triste, pero sin ser la cosa más loca del mundo.

Apuesta prometedora

Impresiones de The Diofield Chronicle - Prometedora mezcla entre Fire Emblem y Final Fantasy

The Diofield Chronicle es el nuevo RPG táctico de Square Enix

En resumidas cuentas, dentro de esas nuevas propuestas de Square Enix en el terreno del AA, The Diofield Chronicle es quizá una de las que más cualidades tiene para triunfar o, al menos, sobresalir por encima del resto. Lo hace casi todo bien, viene avalado por artistas de renombre y en consolas de sobremesa apenas tiene competencia dentro del género. Recordemos que The Diofield Chronicle saldrá a la venta el próximo 22 de septiembre para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S, Nintendo Switch y PC.

Personalmente, el comienzo de la aventura me ha dejado algo frío a nivel narrativo debido al poco tiempo que hemos podido pasar conociendo el mundo y sus personajes. Al contrario, el sistema de combate me ha dejado con ganas de más. Veremos si el juego final es capaz de conjugar ambas cualidades a lo largo de su propuesta y dejar un RPG táctico de fantasía para el recuerdo.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti