La compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft se encuentra con un gran problema

Por si no era suficiente con Reino Unido y la Unión Europea.

La compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft se encuentra con un gran problema

He dicho ya tantas veces que es el culebrón del año que está empezando a perder su chispa, pero lo cierto es que no se puede negar que la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft está dando mucho de que hablar, tanto por el hecho de que la riña entre Sony y la compañía americana ha llevado incluso a que se den las primeras pistas de PS6 como por el hecho de que el futuro de Call of Duty está en el aire.

Ante esto último, y para evitar problemas mayores, hay que decir que Microsoft ha ofrecido un nuevo acuerdo a PlayStation por Call of Duty, el cual veremos si aceptan o no viendo la actitud de Jim Ryan y la directiva de la empresa japonesa, ya que se puede ver que el temor no es que Call of Duty sea exclusivo, sino que, aun sin serlo, este salga en Xbox Game Pass en su lanzamiento, lo que puede ser todo un mazazo para PlayStation.

Estados Unidos se suma a los argumentos en contra de la compra de Activision Blizzard

Activision comienza a temer que la compra por parte de Microsoft no se lleve a cabo

Microsoft pagará casi 70 mil millones de dólares por Activision Blizzard

Sea como fuere, lo cierto es que actualmente la adquisición parece haberse estancado tanto por los organismos reguladores de Reino Unido como por los de la Unión Europea, los cuales nos citan al mes de marzo para pronunciarse. No obstante, por si esto no era suficiente, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos ha presentado una demanda con el fin de que no se produzca la adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft.

Cabe señalar que esta demanda antimonopolio aún no está garantizada debido a que aún es necesario que se lleve a cabo una votación de los comisionados del órgano rector y que se reúnan los abogados, dando pie con ello a que el motivo detrás de esta demanda sea la preocupación de la ventaja injusta en el mercado que pueda obtener Microsoft de esta compra.

Cabe señalar que la propia Sony ha señalado que esta compra crearía un gran desequilibrio, ya que Microsoft se haría con todas las grandes franquicias dentro del género de los shooter, siendo estas Halo, Overwatch, Gears of War, Call of Duty, Doom, entre otras. Veremos a ver qué termina pasando.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti