CD Projekt RED reconoce el gran error que cometió The Witcher III: Wild Hunt con su mundo abierto

El estudio polaco se emocionó más de la cuenta con el mundo abierto de The Witcher 3.

CD Projekt RED reconoce el gran error que cometió The Witcher III: Wild Hunt con su mundo abierto

Que The Witcher 3: Wild Hunt es uno de los mejores juegos de la pasada generación es algo casi indiscutible, pero aún así, la aventura de Geralt de Rivia, Ciri, Yennefer y compañía estaba lejos de ser perfecta. Se trataba del primer juego de mundo abierto de CD Projekt RED y, aunque el resultado final fue de sobresaliente, a día de hoy aún se siguen arrepintiendo de algunos fallos de ese mundo abierto.

The Witcher 3 tomó la fórmula tradicional de juego mundo abierto de brindar un mapa enorme y salpicarlo con un montón de iconos que indican actividades secundarias. Fórmula que a día de hoy siguen utilizando los juegos de Ubisoft o los más recientes Dying Light 2 y Horizon: Forbidden West. El problema es que en The Witcher 3 había demasiados iconos, sobre todo en las Islas Skellige, debido en parte a un error.

CD Projekt RED reconoce el gran error que cometió The Witcher III: Wild Hunt con su mundo abierto

Geralt de Rivia es el principal protagonista de The Witcher 3.

El director de campaña de The Witcher 4, Phillip Webber, diseñador junior de misiones durante el desarrollo de The Witcher 3, confesó durante un stream por el 20 aniversario del estudio vía IGN que los cofres de contrabandistas hundidos en las Islas Skellige no estaban planeados inicialmente como puntos de interés que se marcaran en el mapa con la famosa "?". Un error del que aún se arrepiente.

"Puedo admitir libremente que soy una de esas personas que realmente ponen esos signos de interrogación en el mundo", dijo Weber. "Ya era a finales de 2014, así que no faltaba tanto para el lanzamiento [en mayo de 2015], cuando básicamente llenamos el mundo con ellos".

Realmente, estos cofres de contrabandistas de las Islas Skellige estaban pensados para que fueran un premio a la exploración, por lo que no aparecerían en el mapa. Solo que al final, la cosa no salió según lo previsto.

"No había mucho tiempo, así que era mucho de 'vale, tenemos que hacerlo y no podemos hacerlo perfectamente'. Sin embargo, tengo una defensa", bromeó. "Hice muchos de esos terribles -puedo decir terribles porque los hice yo- alijos de contrabandistas. Pero originalmente, los pusimos en el mundo, pusimos algunas gaviotas sobre ellos para que los vieras dando vueltas, pero no estaba previsto que tuvieran realmente un icono en el mapa".

"Estoy completamente de acuerdo en que fue un error", dijo riendo. "No volvería a hacerlo". Veremos entonces si The Witcher 4, nombre provisional de la próxima entrega de la serie, apuesta por un mundo abierto más sutil, como el de Elden Ring, frente a la fórmula clásica de abigarrar el mapa de iconos de actividades repetitivas.

The Witcher 3 actualiza sus ventas y retrasa su versión next-gen

Tolo que debes saber del nuevo The Witcher

De momento poco se sabe de esta nueva entrega de The Witcher más allá de que se desarrolla en Unreal Engine 5 y, al contrario de lo que podría pensarse, no se llamará The Witcher 4. La razón es bien sencilla, no se trata de una secuela. Esto abre decenas de teorías sobre quién podría ser su protagonista, de momento solo se sabe a qué animal se corresponde el medallón que acompañaba el anuncio oficial del juego.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti