El CEO de Microsoft se muestra seguro en cerrar la compra de Activision y aprovecha para atizar a Sony

Está siendo un proceso bastante largo.

El CEO de Microsoft se muestra seguro en cerrar la compra de Activision y aprovecha para atizar a Sony

A inicios de este mismo año se pudo ver como salía a la luz una de las mayores noticias en la historia de la industria del videojuego, ya que, sin tan siquiera un aviso previo ni pistas o rumores al respecto que sobresaliesen, se pudo ver que Microsoft compraba Activision Blizzard por 68,7 millones de dólares, lo que está suponiendo la mayor transacción económica por una empresa que incluso supera por mucho el récord anterior, el cual ostentaba Microsoft por Bethesda por unos 7 millones aproximadamente.

Ante esto hay que decir que no está siendo un proceso fácil ni rápido, ya que con semejantes cantidades de dinero de por medio se está viendo que varios organismos nacionales e internacionales deben aprobar la compra con el fin de dejar constancia de que todo está ren regla y que no se incumple ningún tipo de ley antimonopolio ni nada de un calibre similar, ya que, a fin de cuentas, Activision Blizzard es una de las grandes empresas en la industria del videojuego, siendo incluso comparada con los tres grandes fabricantes de consolas en cuanto a su relevancia.

El proceso de compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft está siendo más turbulento de lo que inicialmente se pensaba

Phil Spencer

Phil Spencer es uno de los directivos más queridos dentro de la industria del videojuego

Ante esto hay que decir que en un inicio todo parecía que iba a ser coser y cantar más allá de las dudas en torno a si esta compra iba a provocar algún tipo de desequilibrio en la industria del videojuego, pero lo cierto es que el procedimiento ha abierto una auténtica guerra de consolas entre Sony y Microsoft, siendo así que la dirección de Jim Ryan de la división de PlayStation ha traído varias polémicas. Y todo se debe a un nombre: Call of Duty.

Más allá de todo lo que pueda suponer esta adquisición, la cual, desde el punto de vista de Microsoft, estaría centrada en los juegos móviles así como en la incorporación de las sagas de Activision Blizzard en el Xbox Game Pass, se ha podido ver que el objeto de deseo por parte de Sony gira en torno a la saga bélica por excelencia de la compañía americana, ya que, por lo que se ha podido saber, los lanzamientos de Call of Duty en PlayStation tendrían fecha de caducidad.

Ante esto el propio Jim Ryan, CEO de PlayStation, ha comentado en varias entrevistas (en algunas incluso sin que le preguntasen), que esta compra creará un gran desequilibrio hacia la marca, siendo esto algo que achaca directamente a la pérdida de Call of Duty, trayendo consigo palabras que no han gustado lo más mínimo entre la comunidad de fans de PlayStation, ya que, de forma indirecta, esto trae un desprecio hacia sus propias licencias en las cuales no parece confiar.

Jim Ryan está siendo el mayor opositor a la compra de Actvision Blizzard

Jim Ryan

Jim Ryan, CEO de PlayStation

Hay que decir que resulta sumamente irónico por parte de PlayStation que esta empresa es la única que se ha mostrado en contra de la adquisición, ya que del resto no se han ido más que palabras neutras en las que afirman no tener ningún problema de la misma forma que ninguna ha expresado este mismo desequilibrio. Y esto parece haber motivado al CEO de Microsoft, Satya Nadella, a expresar su opinión al respecto.

Esto ha sido en una entrevista con Bloomberg, el famoso medio donde tenemos a periodistas como Jason Schreier, en donde Nadella ha comentado que la decisión de adquirir Activision Blizzard está más que justificada a la par que hablar de la propia Sony, la cual también se ha caracterizado de comprar varios estudios durante este período de tiempo, siendo el caso más relevante el de Bungie. No obstante, y en honor a la verdad, hay que decir que ninguno tiene la relevancia de Activision Blizzard.

De esta forma, en la que se ha definido como una carrera por reforzar sus IPs y estudios internos, Nadella ha afirmado que confían en que la adquisición de Activision Blizzard les haga sentir muy seguros de cara a las próximas generaciones, sobre todo si tenemos en cuenta que de momento no hay demasiado oposición por parte de los organismos internacionales a excepción de los de Reino Unido, los cuales se han mostrado más a favor de no aprobar la compra debido al posible monopolio que se pueda producir.

De hecho, más allá de centrarse en Sony, el organismo de las islas británicas está más preocupado por la desventaja que pueda suponer para los estudios y compañías más pequeños. No obstante, está por ver si finalmente seguirán con esta postura en el futuro o no.

PlayStation estaría bloqueando la llegada de juegos a Xbox Game Pass

Cult of the Lamb sería un nuevo caso de bloqueo en Xbox Game Pass por parte de PlayStation

El objetivo en Cult of the Lamb es crear tu propia secta satánica

Cabe señalar que esta guerra de la que hablábamos no solo se está limitando a la propia adquisición de Activision Blizzard, sino que, además, está destapando varios trapos sucios por parte de PlayStation en estos años, siendo un ejemplo de esto el hecho de que la compañía japonesa estaría pagando para que los juegos no lleguen a Xbox Game Pass.

De hecho, puestos a destacar algún que otro ejemplo, esto se está pudiendo ver con Cult of Lamb juego de Devolver Digital que, para sorpresa de muchos, no está disponible en el servicio de suscripción de Microsoft, siendo esto algo que se daba por hecho a sabiendas de que muchos juegos de la compañía dan el salto a este.

Sea como fuere, hay que decir que no todo está siendo negativo para las empresas, ya que a raíz de esta misma polémica con Call of Duty y la pérdida de su formato como multiplataformas, hay otros que se pueden ver beneficiados, siendo el ejemplo más claro de esto Electronic Arts al afirmar que es la oportunidad perfecta para Battlefield ahora que perdería a su competidor más directo.

El tiempo dirá que termina pasando con Activision Blizzard, Microsoft y Sony, pero hasta entonces debéis saber que, según los plazos establecidos, la compra de la empresa americana debería ser efectiva en junio de 2023. Veremos a ver qué ocurre para esa fecha.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti