Kimetsu No Yaiba: así ha cambiado Inosuke desde el principio del anime hasta ahora

Uno de los personajes más queridos de todo Demon Slayer (Kimetsu no Yaiba) es Inosuke Hashibira. A continuación, te contamos cómo ha evolucionado.

Kimetsu No Yaiba: así ha cambiado Inosuke desde el principio del anime hasta ahora

Demon Slayer (Kimetsu no Yaiba) se ha convertido en uno de los anime con mejor valoración de los últimos años, pues, aunque maneja una historia sencilla y que no pretende revolucionar la industria, consigue combinar elementos interesantes, como batallas impresionantes, una banda sonora a la altura, un trabajo de animación de otro nivel, personajes carismáticos y mucho más. Esto último es uno de sus puntos más fuertes.

En la franquicia creada por Koyoharu Gotouge, podemos encontrar todo tipo de personajes interesantes, divertidos y profundos. Uno de los más destacables, y que se ha ganado el corazón de los fans de la obra, es Inosuke Hashibira, el cual ha tenido una gran evolución desde que fue presentado por primera vez hasta el arco más reciente, el Distrito Rojo, y que es interesante de analizar para entender cómo seguirá desarrollándose a lo largo de temporadas futuras.

A continuación, te contaremos todos los detalles sobre la evolución que ha tenido el protagonista más alocado y divertido de la saga.

La evolución de Inosuke Hashibira en el anime

Al principio, Inosuke le tiene tan poco respeto a Tanjiro que no pronuncia su nombre correctamente

Al principio, Inosuke le tiene tan poco respeto a Tanjiro que no pronuncia su nombre correctamente

Es posible que Inosuke sea uno de los personajes más interesantes de la obra de Gotouge, pues cuando fue introducido por primera vez, es posible que muchos fans le hayan odiado, ya que se comportaba como un animal e incluso llegó a atacar a Tanjiro y Zenitsu. Pero poco a poco se ha ido ganando el corazón de toda la comunidad que sigue la franquicia. Es tanto así que algunos fans se han tatuado al chico cabeza de jabalí o han hecho cosplay de este.

Esto nos demuestra que Inosuke ha tenido un muy buen desarrollo a través del tiempo. A continuación, repasaremos todos estos detalles.

La infancia de Inosuke

Más adelante, en la historia, descubrimos que cuando Inosuke era un bebé, su madre lo abandonó para protegerlo, pues era perseguida por un demonio. De esta forma, el pequeño fue criado por jabalíes, quienes le enseñaron a defenderse. Más adelante, la jabalí que actuaba como su madre, moriría, así que este no tuvo más remedio que continuar por su cuenta mientras crecía.

Es altamente probable que, durante todo este tiempo, Inosuke no haya interactuado con muchos humanos, sino con animales, así que aprendió esta conducta violenta. Eventualmente se toparía con un joven Cazador de Demonios, al que derrotaría fácilmente y se hizo con sus espadas. De esta forma se enteró de la Prueba para convertirse en cazadores y superó la Selección Final.

Inosuke fue introducido en el arco de la mansión Tsuzumi

Inosuke pelea contra Tanjiro para demostrarle que es más fuerte

Inosuke pelea contra Tanjiro para demostrarle que es más fuerte

Después de que Tanjiro y Zenitsu se conocieran y decidieran trabajar juntos, se encaminaron hacia su próxima misión, la cual los llevó a la casa del demonio Kyogai, la mansión Tsuzumi. Pero ninguno contaba con que en este lugar se encontraría un tercer miembro del cuerpo de Cazadores de Demonios: Inosuke.

Durante la batalla en contra del demonio Kyogai, el cual fue expulsado de las Lunas demoníacas de Muzan y que tenía el Arte Demoniaca que le permitía modificar la estructura interna del lugar, haciendo que las habitaciones cambien de lugar, Tanjiro conoce a Inosuke y descubre que es un chico peculiar, pues su rasgo más característico es que tenía una máscara de cabeza de jabalí.

Tras derrotar a Kyogai, Tanjiro descubre que Inosuke está atacando a Zenitsu, el cual protegía la caja en la que se encontraba Nezuko. El joven Kamado, en contra de su voluntad, terminó luchando contra el chico cabeza de jabalí y lo dejó fuera de combate. Así inicia su amistad.

A partir de ese momento, los tres jóvenes hacen equipo y desarrollarían una amistad. Sin embargo, Inosuke era el más peculiar de todos, ya que no confiaba en nadie que no fuera sí mismo, además de que tenía una obsesión insana por demostrar que era el más fuerte.

Inosuke confundido por la amabilidad de la anciana de la casa Wisteria

Inosuke confundido por la amabilidad de la anciana de la casa Wisteria

Cuando los jóvenes van a reponerse de sus heridas en la casa Wisteria, descubren que Inosuke es peculiar, pues no tiene modales ni respeto por nada ni nadie. Para este punto de la historia, el chico cabeza de jabalí no tiene ningún lazo de amistad con los otros protagonistas.

Aunque es importante señalar que Inosuke, aparentemente, nunca había sido tratado con bondad, pues cuando conoció a la anciana de la casa Wisteria, presenció que esta lavaba su uniforme, le hacía comida y, antes de que estos emprendieran su nueva misión, ella les dedicó algunas palabras de aliento. Todo esto es nuevo para el joven Hashibira, quien no sabía cómo reaccionar a ello más que demostrando confusión.

La misión en la montaña Natagumo

Inosuke se preocupa por Tanjiro durante su combate contra el Padre araña

Inosuke se preocupa por Tanjiro durante su combate contra el Padre araña

Después de recuperarse de sus heridas en la casa Wisteria, Inosuke y compañía emprenden su camino hacia la montaña Natagumo, pues hay un demonio en la zona.

En este punto, podemos ver que Inosuke empieza a abrirse un poco, ya que, durante su batalla en contra de la Familia de Demonios Araña, el chico cabeza de jabalí demuestra preocupación por Tanjiro, sobre todo cuando el Padre araña lo golpea y envía a otra zona de la montaña.

En todo este arco, pudimos ver un poco más sobre cómo pensaba Inosuke, quien se confundía con la amabilidad de Tanjiro, pero también se sorprendía por las hazañas que este mostraba en la batalla. De hecho, el chico Hashibira le promete a su compañero que no morirá en este combate y se esfuerza por cumplirla.

En un momento, durante el combate, Inosuke está a punto de ser derrotado por el Padre araña, así que antes de entregarse a la muerte, recuerda a sus dos compañeros, lo que le da fuerzas para lanzar un último ataque desesperado. Esto nos adelantaba que empezaba a reconocerlos como algo más que simples camaradas.

El arco del Tren Infinito

Inosuke llora tras la muerte de Kyojuro, pero intenta darles palabras de aliento a sus compañeros

Inosuke llora tras la muerte de Kyojuro, pero intenta darles palabras de aliento a sus compañeros

Después de haberse recuperado y entrenado en la Finca Mariposa de Shinobu, el trío de protagonistas emprende su nueva misión. Está vez, será a bordo de un tren en el que han desaparecido muchos humanos.

Durante este arco, podemos apreciar que es la primera vez que Inosuke ve un tren, por lo que luce sorprendido e intimidado, tanto que lo reconoce como un monstruo al que debe derrotar. Este fue un pensamiento que mantuvo durante todo el arco argumental y, más adelante, demostraría que no se equivocaba.

En este punto de la historia, y a través del sueño de Inosuke, podemos descubrir cómo este ve a sus compañeros, ya que se considera como el líder de la pandilla.

Aunque el arco del Tren Infinito se centra en Tanjiro y Kyojuro, es innegable que Inosuke tuvo una gran participación, demostrando que sus habilidades perceptivas estaban a otro nivel. Pero no es todo, pues cuando acabó la batalla y el grupo estaba devastado por la muerte del Pilar, el chico cabeza de jabalí intentaba darle ánimos a todos los demás, invitándoles a entrenar para hacerse más fuertes y que no permitieran que el fallecimiento de este fuera en vano. Todo esto entre lágrimas, demostrando que ahora se preocupaba por otros que no eran él mismo.

El arco del Distrito del Entretenimiento

Inosuke se reúne con Tanjiro para compartir información durante su misión en el distrito Yoshiwara

Inosuke se reúne con Tanjiro para compartir información durante su misión en el distrito Yoshiwara

Tras todos los sucesos que hemos visto a lo largo del anime, ahora Inosuke considera a Tanjiro y Zenitsu como sus aliados más importantes y cercanos. De hecho, los respeta un poco más, y esto lo podemos apreciar durante las misiones de espionaje.

De hecho, en este arco somos testigos del desarrollo que ha tenido Inosuke, pues se ha tomado muy en serio la misión que les ha asignado Tengen, así que, tras recopilar información sobre lo que sucedía en ese distrito, se reunía con Tanjiro para contarle todo lo que sabía. Ya no tenía esos deseos insanos de luchar contra él.

Una de las características que solían definir a Inosuke, al principio, era su individualismo, pues este prefería hacer las cosas por su cuenta. Sin embargo, durante la batalla final contra los demonios Gyutaro y Daki, este demostró que era capaz de trabajar en equipo.

De hecho, este desarrollo de amistad que ha tenido no es solo con Tanjiro, pues hace equipo con Zenitsu para encontrar al joven Kamado y después para luchar contra Daki. Eso sin contar que, cuando se necesita o se le pide que haga algo, este lo lleva a cabo sin chistar.

Y la prueba más grande del desarrollo y evolución que ha tenido Inosuke se puede apreciar al final de este arco, en el que abraza a sus amigos mientras todos lloran de felicidad por haber sobrevivido a la dura batalla.

Definitivamente, este personaje ha tenido un gran desarrollo a lo largo de la obra y ahora se encuentra en un punto en el que considera a Tanjiro y Zenitsu como sus amigos de forma genuina. Pero aún resta por conocer cómo seguirá creciendo el chico cabeza de jabalí.

Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!
Para ti